Industria

Una huelga paraliza la planta de Bosch de Lliçà antes del cierre

El paro convocado por el comité se alargará durante la negociación del ERE, que afectará a 336 trabajadores

Protesta contra el cierre de la fábrica de Bosch de Lliçà d'Amunt / CCOO

Protesta contra el cierre de la fábrica de Bosch de Lliçà d'Amunt / CCOO

Redacción Coche Global

06.04.2021 00:07h

2 min

La fábrica de frenos de Robert Bosch en Lliçà d'Amunt inicia este martes 6 de abril una huelga durante unas semanas decisivas en las que se negocia el ERE de cierre. La huelga tiene lugar después de varias protestas y acciones protagonizadas por los trabajadores afectados por el cierre, que dejará en la calle a 336 trabajadores. 

El comité de empresa y los sindicatos han hecho un llamamiento a la plantilla a paralizar la factoría, con el efecto en cascada que puede tener en los fabricantes de automóviles, como medida de presión para exigir a la multinacional alemana que reconsidere su decisión de cerrar la factoría catalana y trasladar la producción de frenos de tambor a las instalaciones que tiene en Polonia. Robert Bosch alega la reducción de las ventas por el recorte del mercado automovilístico y el hecho de que los frenos que se fabrican en Lliçà hayan quedado desfasados frente a la nueva generación en la que ha invertido en la planta polaca.

La huelga de Robert Bosch de Lliçà d'Amunt durará como mínimo hasta final de mes, coincidiendo con el periodo de negociación del ERE presentado por la compañía, segñun ha anunciado el sindicato CCOO. 

Segundo cierre de Bosch en Cataluña

Los trabajadores en huelga protagonizarán una concentración frente al hotel de Barcelona en el que tiene lugar una reunión de negociación del ERE entre la dirección y el comité de empresa. En la protesta participarán los secretarios generales de CCOO y UGT de Cataluña, Javier Pacheco y Camil Ros.

A finales de febrero, la multinacional alemana comunicó al comité de empresa su intención de cerrar la planta de Llicà d"Amunt, dedicada a la producción de mecanismos de frenado para automóviles y en la que trabajan 336 personas, para trasladar su producción a Polonia.

La compañía ya anunció hace unos meses el cese de la actividad, previsto para noviembre de 2021, de la fábrica de Castellet i La Gornal (Barcelona), que emplea a otras 300 personas, por lo que los dos cierres supondrán el despido de más de 600 trabajadores. 

Hoy destacamos