Industria

Ford pretende "resetear" el negocio en Europa

El máximo directivo de la marca en el continente anuncia un rediseño de la estrategia, la gama de productos y el modelo operativo

Esteven Armstrong, presidente de Ford en Europa

Esteven Armstrong, presidente de Ford en Europa

Toni Fuentes

16.11.2018 14:35h

2 min

Ford sigue adelante con su plan de reestructutación, aunque se ha marcado un ritmo más lento de lo esperado. Los sindicatos de la fábrica de Almussafes y del resto de plantas de la marca en Europa se muestran cautos hasta conocer más detalles de los efectos. Mientras tanto, el presidente de Ford en Europa, Steven Armstrong, se dirige a los empleados de la compañía en una carta en la que afirma que la compañía tiene que "resetear" su negocio en 2019 y 2020. 

En una carta publicada en la revista de Ford Europa titulada "Cambiar la manera en que trabajamos", Steven Armstrong recuerda que los resultados de la filial europea fueron "decepcionantes" al registrar unas pérdidas de 245 millones de dólares en el tercer trimestre, lo que supone un empeoramiento de 192 millones en relación con el mismo periodo de 2017. Los principales factores de esas pérdidas fueron, según el directivo, los tipos de cambio desfavorables, costes regulatorios adicionales, costes de lanzamiento del nuevo Focus y dificultades económicas en algunos mercados. 

Armstrong afirma en la carta que el equipo de dirección de Ford cree firmemente en el futuro de las operaciones y en un negocio rentable en Europa, pero advierte de que la actividad actual "no genera una rentabilidad y rendimiento para los inversores adecuados". El máximo dirigente de Ford en Europa asegura que "para volver a ser rentables lo más rápidamente posible, es necesario resetear nuestro negocio en 2019 y 2020".

Objetivo de rentabilidad

La estrategia de la multinacional norteamericana se irá desgranando en la junta de accionistas de diciembre y de forma concreta por cada país, según dijo la compañía a los sindicatos en el encuentro mantenido el día 15 en Alemania. Las medidas están contenidas en el plan denominado Sprint to 6 Reset & Redesign, que incluye un objetivo de rentabilidad del 6% sobre la facturación. 

"El trabajo de rediseño pasa por ajustar nuestra estrategia de negocio, gama de productos y modelo operativo, centrando nuestros esfuerzos en nuestros segmentos y modelos más rentables", dice Armstrong a los trabajadores de Ford en Europa. 

Un dñia antes de la reunion de Ford con los sindicatos europeos, el máximo responsable de las operaciones de la multinacional explicó en Nueva York las grandes líneas de las acciones que pretenden llevar a cabo, que incluyen la simplificación de procesos y el ahorro en inversiones, entre otras.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.