Industria

Los directivos del automóvil moderan sus sueldazos

El presidente del grupo Volkswagen cobra 7,8 millones, la mitad de lo que percibía su antecesor antes del dieselgate

Jim Hackett (Ford) y Herbert Diess (Volkswagen), en el Salón de Detroit

Jim Hackett (Ford) y Herbert Diess (Volkswagen), en el Salón de Detroit

Redacción Coche Global

12.03.2019 23:41h

2 min

Los directivos del automóvil se están estrechando el cinturón. La necesidad de acometer grandes inversiones y la coyuntura desafiante han hecho mella en sus retribuciones, sometidas siempre al escrutinio de la opinión pública especialmente en algunas compañías que tienen participación pública en el accionariado. El último ejemplo es el del grupo Volkswagen, que en tres años ha reducido a la mitad el salario de su presidente.

La época de las vacas gordas en el sector de automoción empieza a flaquear a juzgar por los altos ejecutivos defenestrados en grandes grupos y por los recortes aplicados. A pesar de ello, muchos dirigentes de fabricantes automovilísticos perciben más de 10 millones de euros anuales. 

El presidente de Volkswagen, Herbert Diess, se ha estrenado en su primera rueda de prensa de presentación de resultados en Wolfsburg con unas cifras salariales que suponen un recorte considerable en relación con sus predecesores. Diess se queda por debajo de los 10 millones de euros al haber recibido 7,8 millones de euros teniendo en cuenta el sueldo fijo y los bonus a corto y largo plazo. En 2017, cuando era presidente de la marca Vollswagen, percibió cinco millones, según las cuentas presentadas por la compañía.

Efecto del dieselgate

Martin Winterkorn, el presidente del grupo alemán hasta 2015, cuando estalló el escándalo del dieselgate, cobró un total de 15,86 millones, el doble que Herbert Diess. El número uno desde septiembre de 2015 hasta abril de 2018, Matthias Müller, se embolsó 10,1 millones en 2017 y 5,4 millones por los cuatro meses del año pasado en los que ejerció la presidencia.

El español Francisco Javier García Sanz recibió 2,7 millones en 2018 por los cuatro meses en los que ejerció como vicepresidente de compras del grupo Volkswagen. El año anterior recibió cinco millones. Rupert Stadler, el presidente de Audi hasta su detención en octubre de 2018 por su presunta impliación en el dieselgate, recibió el año pasado un total de 3,1 millones frente a los cinco millones de 2017. En su conjunto, los miembros de la alta dirección del grupo Volkswagen percibieron 50,3 millones de euros, casi la misma cantidad que en 2017. 

Los mejor pagados del automóvil

La defenestración o detención de altos ejecutivos ha supuesto el fin de algunas estrellas del sector con retribuciones que superaban los 15 millones de euros. Este es el caso de Carlos Ghosn, al que Renault no pagará la indemnización por despido. O de Mark Fields, que fue cesado como consejero delegado de Ford en 2017 y que cobraba unos 20 millones. Su relevo, Jim Hackett, percibió 13,6 millones entre sueldo fijos, bonus y acciones. 

El miembro de la alta dirección de compañías de automoción mejor retribuido es ahora Mary Barra, que en 2017 ganó algo más de 18 millones de euros. A continuación vendría Hackett y Dieter Zetsche, presidente de Daimler con unos emolumentos de unos 13 millones.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.