Industria

Jaguar Land Rover prepara el coche eléctrico con 4.500 despidos

La india Tata Motors pretende ahorrar 2.700 millones de euros para invertir en nuevas tecnologías

Imagen de la sede del grupo Jaguar Land Rover

Imagen de la sede del grupo Jaguar Land Rover

Redacción Coche Global

10.01.2019 20:29h

2 min

El tsunami de la transformación del sector del automóvil sigue provocando consecuencias. El grupo británico Jaguar Land Rover, propiedad de la multinacional india Tata Motors, ha anunciado que incrementa la intensidad de su reestructuración con 4.500 nuevos despidos. El objetivo es adaptarse a la caída de las ventas y conseguir el ahorro necesario para sufragar las costosas inversiones que requiere el coche eléctrico, conectado y autónomo.

La plantilla de Jaguar Land Rover, integrada en estos momentos por unos 40.000 empleados, sufrirá este año un nuevo recorte de 4.500 trabajadores que se suman a los 1.500 que ya causaron baja en 2018. Con este recorte global de 6.000 puestos de trabajo y otras medidas para optimizar costes, la compañía persigue un ahorro y una mejora de su situación financiera de unos 2.700 millones de euros en un periodo de 18 meses, según ha informado la empresa en un comunicado.

Con esos recursos, la compañía podrá financiar "inversiones vitales en tecnología para salvaguardar su futuro". En palabras del consejero delegado de Jaguar Land Rover, Ralf Speth, las dos marcas emblemáticas del Reino Unido se preparan para afrontar "el siguiente capítulo de la historia", que será "el más emocionante y desafiante" de su historia. "Invertir en automóviles más limpios, inteligentes y deseables, y electrificar nuestras instalaciones para fabricar una futura gama de vehículos eléctricos ensamblados en Reino Unido formarán parte de la construcción de una caompañía globalmente competitiva y floreciente". 

Caída de las ventas

Sin embargo, Jaguar y Land Rover tienen un problema más inmediato que consiste en una caída de las ventas del 4,6% en 2018 y del 6,4% en diciembre. El descenso se centra en los coches de la marca Jaguar, que perdió un 6,9% de sus matriculaciones en el año pasado. El peor resultado se registró en China, con un desplome de las ventas del las dos marcas del 21,6%, así como en Europa (-7,8%), que fue compensado parcialmente por la mejora en Estados Unidos.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.