Industria

BMW firma un acuerdo de solidaridad para evitar despidos

Los empleados de la firma en Alemania aceptan una reducción del 16% de la paga de beneficios

Oliver Zipse, nuevo presidente de BMW

Oliver Zipse, nuevo presidente de BMW

Ángel González

27.11.2019 23:34h

2 min

Los despidos o los recortes de empleo no siempre son la solución a las dificultades de las empresas. Un día después de que Audi anunciara 9.500 prejubilaciones, su competidor BMW ha firmado un acuerdo de solidaridad con los representantes de la plantilla precisamente para evitar una reducción de puestos de trabajo. El objetivo es ahorrar 13.200 millones de euros hasta 2022.

 "Junto con el comité de empresa, hemos llegado a una solución solidaria. Esto nos permitirá prescindir de medidas drásticas que otros están tomando para reducir sus costes", indicó el presidente de BMW, Oliver Zipse, que agregó que se trata de un "compromiso muy equilibrado". 

Nuevo cálculo del bonus

Para Manfred Schoch, presidente del comité de empresa, el acuerdo permite garantizar la participación de los trabajadores en las ganancias de la compañía a largo plazo, aunque a partir de la entrada en vigor del pacto en 2020 la paga de beneficios porque desaparecerá el factor del dividendo, uno de los componentes del plus. 

El efecto en las pagas de beneficio es de una reducción del 16%. Como ejemplo, un trabajador que en 2018 percibió 9.500 euros hubiera cobrado con la aplicación del acuerdo un total de 7.600 euros. Para un empleados de nivel superior que haya recibido 15.700 euros pasaría a cobrar 13.100 euros. En el caso de los empleados con jornada reducida que opten por aumentar su tiempo de trabajo, el cálculo del bonus se hará con las horas iniciales.

Despidos en otros grupos

La suma de todas estas reducciones permitirá a BMW ahorrar 13.200 millones hasta 2022 con los que hacer frente a la necesidad de aumentar las inversiones en la nueva movilidad eléctrica, conectada y autónoma. 

El acuerdo de solidaridad por el que los empleados de BMW aceptan estrecharse el cinturón a cambio de evitar una reducción de la plantilla, contrasta con los planes de recortes de personal de Audi y Mercedes, marcas alemanas competidoras en el mercado de coches 'premium'. 

El pacto de BMW recuerda la solución que se adoptó en Volkswagen hace décadas con la reducción de jornada solidaria también para esquivar los despidos, un ejemplo del reparto del trabajo.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.