Tendencias

El talón de Aquiles de los coches conectados

La OCU alerta de la vulnerabilidad de varios modelos sometidos a una prueba de 'hackeo'

Prueba de la OCU de coches conectados vulnerables / VIDEO OCU

Prueba de la OCU de coches conectados vulnerables / VIDEO OCU

José Del Barrio

09.04.2020 11:17h

2 min

Los coches cada vez están más conectados y comunicados y son más inteligentes. Pero tienen un talón de Aquiles. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha encontrado varias vulnerabilidades de los coches conectados que facilitan el acceso a un hacker y que pueden poner en peligro los datos personales del conductor y su seguridad.

La OCU, junto a la empresa de ciberseguridad Context Information Security, ha examinado los sistemas informáticos de los modelos Volkswagen Polo y Ford Focus y ha revelado puntos débiles informáticos en ambos casos. Entre las vulnerabilidades encontradas han destacado algunas que afectan "directamente a la seguridad del conductor y los pasajeros" como el hackeo del sistema de comunicaciones internas, el de la llave del coche o la manipulación de los sensores.

La prueba realizada muestra la facilidad que tienen algunos expertos informáticos en conectarse de forma fraudulenta a la centralita informática del vehículo o a algunos elementos sensibles y estratégicos como los sensores. La organización ha señalado que estas vulnerabilidades podrían ser comunes en otros vehículos inteligentes que posean prestaciones como sistemas de navegación integrados, de entretenimiento a bordo o conexión a Internet.

La OCU ha pedido a la UE que desarrolle "leyes y estándares específicos vinculados a los productos inteligentes" que obliguen a los fabricantes a que estos sean seguros desde el punto de vista de la ciberseguridad, así como la obligación de informar cuando se descubran vulnerabilidades tecnológicas.

Protección de los datos personales

La organización ha explicado que estas leyes deben establecer la responsabilidad legal de los fabricantes en materia de privacidad y de seguridad, "más aún cuando las nuevas tecnologías y los vehículos autónomos pretenden eliminar el factor humano de la ecuación".

Además, ha recordado que los datos personales que se recogen a través del coche son propiedad del usuario que puede decidir quién accede a ellos. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.