Tendencias

Ofensiva aérea de la DGT para vigilar la Semana Santa

El dispositivo especial de las minivacaciones incluye 10 helicópteros y 8 drones

Imagen área de vigilancia de la DGT

Imagen área de vigilancia de la DGT

Redacción Coche Global

17.04.2019 01:29h

2 min

Si conduces, sonríe. Es probable que salgas en una foto aérea llevada a cabo en la ofensiva de la DGT de aumentar el control durante esta Semana Santa mediante helicópteros y cada vez más drones. La eficacia de los controles de velocidad mediante radares se combinará con ocho drones y 10 helicópteros sobrevolando las carreteras para velas por la seguridad vial.

El dispositivo especial de a segunda fase de la operación salida de Tráfico de Semana Santa, con 9,1 millones de viajes previstos por carretera, incluirá un total de 9.200 agentes de la Guardia Civil de Tráfico, 264 vehículos camuflados y cerca de 1.400 radares (724 fijos, 62 de tramo y 557 móviles). Pero además de esos medios terrestres, habrá 10 helicópteros y 8 drones, un medio que la DGT ha ido incorporando de forma progresiva en los últimos meses. 

Enfoque a dos kilómetros

Durante estos días, funcionarán en aquellos puntos conflictivos donde no hay cámaras fijas y donde se concentran más accidentes, dando así un soporte complementario a los medios ya existentes. Y estarán repartidos por todo el territorio español. Los drones pueden volar a una altura máxima de 120 metros y llevan incorporada una cámara que es capaz de alcanzar una distancia focal de hasta dos kilómetros, con lo que es posible ver el interior de un vehículo. 

Esto permitirá que se detecten los comportamientos de los conductores al volante, como por ejemplo, si lleva o no puesto el cinturón de seguridad o si iba utilizando el móvil. Ambas son consideradas 'infracciones graves' y, por tanto, conllevan una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carné.

Todos los medios de control

El director general de tráfico, Pere Navarro, pide prudencia y respeto de las normas de circulación. "Necesitamos el compromiso, no sólo de la mayor parte de conductores que tienen un comportamiento correcto en carretera, sino de aquellos otros que se muestran reticentes a cumplir las normas y ponen en peligro la vida de los demás", destaca. "Hacia ellos dirigimos todos los medios de control de los que disponemos para sacarlos de la carretera".

El año pasado murieron durante la Semana Santa 31 personas en accidentes de tráfico, además de resultar heridas graves un total de 159 personas.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.