Tendencias

Fumar perjudica... el valor de un coche de ocasión

Un estudio cifra en unos 2.280 euros la reducción del precio de un turismo de segunda mano de un fumador

Un conductor fumando mientras conduce su coche

Un conductor fumando mientras conduce su coche

Pilar Aragón

02.10.2019 22:40h

2 min

El coche y el tabaco han ido unidos durante muchas décadas. Sin embargo, la revisión de los espacios en los que se permite fumar y la mayor exigencia de respeto a los fumadores pasivos han cuestionado esa larga relación entre coches y tabaco. Tanto es así que fumar no solo perjudica la salud, tal como se advierte en las cajetillas, sino que también acaba perjudicando la salud del coche al provocar una pérdida de valor

Además de estar perseguidos por la policía por el potencial de distracciones por la manipulación del cigarrillo mientras se conduce, los fumadores tienen otro motivo de preocupación. La empresa británica especializada en análisis de mercado HPI ha advertido a los automovilistas del daño que puede causar en un vehículo un fumador empedernido. El valor de un coche de ocasión que ha sido utilizado por un fumador puede perder hasta 2.000 libras esterlinas (2.280 euros) de valoración en el mercado.

Daños físicos y olor

Es probable que los propios fumadores no entiendan ese impacto negativo de su hábito con el tabaco en el precio al que pueden vender su vehículo. Los principales impactos que tiene fumar en un coche son los daños físicos en el interior y el olor a tabaco impregnado, algo que muchos fumadores a menudo desconocen o piensan que se puede resolver utilizando un ambientador.

Fernando García, director de consumo de HPI, advierte de que "fumar en automóviles es una mala noticia en lo que respecta a la salud de la reventa. Lo primero que hará un concesionario de automóviles al mirar un automóvil que vende un fumador es reducir el precio. Un automóvil debe ser apto para la venta, que se convierte en considerablemente más difícil y costosa cuando ese automóvil fue conducido anteriormente por un fumador".

Limpiar el automóvil puede costar unos 200 euros, aunque no es garantía de que eso pueda desincrustar el olor a tabaco, por lo que es posible que haya que cambiar la tapicería, lo que eleva mucho más los costes asociados para dejar el turismo listo para la venta.  

Limpieza del aire acondicionado

Pero hay un escenario peor porque el olor a cigarrillos también se acaba impregnando en el sistema de ventilación del vehículo, lo que obliga también a una limpieza a fondo del circuito de aire acondicionado. A eso se puede añadir la reparación de desperfectos causados por manchas y quemaduras en la tapicería o los materiales del salpicadero. 

"Algunos concesionarios ya no comprarán automóviles a los fumadores debido al tiempo y al costo de limpiar el coche adecuadamente. Todos saben que fumar es malo para nuestra salud, pero pocos se dan cuenta de que también puede tener un impacto sorprendentemente desagradable en los valores de los automóviles", afirma Fernando García.

En España se ha iniciado el debate sobre la posibilidad de prohibir que se fume en los coches por motivos de seguridad para evitar distracciones y por motivos de salud de los acompañantes en el interior de los vehículos, especialmente si se trata de niños.

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.