Tendencias

De la fritura al motor. Ford recicla el aceite de cocina

La furgoneta Transit prueba con éxito un combustible diésel fabricado a partir de aceite vegetal usado con un 90% menos de emisiones

Ford Transit, uno de los vehículos comerciales de la marca

Ford Transit, uno de los vehículos comerciales de la marca

Pau Rodríguez

27.01.2020 19:16h

2 min

El aceite utilizado en una fritura tiene mucha vida por delante. Entre las posibles formas de reciclaje se incluye también su utilización como carburante en sustitución de los combustibles clásicos. Ford lo ha probado con éxito en la furgoneta Transit.

El fabricante automovilístico ha aprobado el uso de aceite vegetal hidrotratado (HVO) en su vehículo comercial Transit, un combustible diésel fabricado a partir de aceite de cocina usado que reduce hasta en un 90% las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con el gasóleo tradicional y emite menos óxidos de nitrógeno (NOx).

Las empresas comerciales de toda Europa recogen aceite de cocina usado de restaurantes. RecOil, una iniciativa de la Unión Europea apoyada por la propia Comisión Europea, está trabajando para aumentar las recogidas de estos residuos e impulsar la producción de biodiésel, incluyendo más recogidas domésticas.

Mejor que los biodiésel

El proceso de creación del HVO, que utiliza hidrógeno como catalizador y también incorpora residuos de grasas animales y aceite de pescado, implica que este diésel quema el combustible "más limpiamente" que los biodiésel convencionales y tiene una vida útil más larga. Además, también ayuda a los motores diésel a arrancar más fácilmente a bajas temperaturas. Ford ha probado el HVO en su motor EcoBlue 2.0 para asegurarse de que no son necesarias modificaciones para funcionar y que el servicio no se vería afectado por ello. "No fue necesario hacer ningún desarrollo adicional del combustible antes de que pudiera usarse en las últimas furgonetas Transit de Ford", ha subrayado la marca.

El HVO está a la venta en algunas estaciones de servicio de Europa, principalmente en Escandinavia y en los países bálticos, donde se puede ofrecer en forma pura o como una mezcla con diésel normal. El combustible también ha sido adoptado por operadores de flotas en otros mercados, para mejorar sus credenciales ecológicas, con combustible entregado a granel por proveedores especializados.

"Permitir que nuestras furgonetas funcionen con combustible hecho de residuos, incluido el aceite de cocina usado, puede parecer exagerado, pero usar aceite vegetal hidrotratado es, de hecho, una forma muy real en la que los conductores de la Transit y los operadores de flotas pronto podrán ayudar a todos a disfrutar de una mejor calidad del aire", ha indicado el director general de Vehículos Comerciales de Ford Europa, Hans Schep.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.