Tendencias

La Cámara de España alerta del déficit de recarga eléctrica

La entidad advierte de que se necesitan 3,3 millones de puntos de carga públicos y privados para llegar a 5 millones de vehículos eléctricos en 2030

El modelo eléctrico MG ZS EV en la prueba de Coche Global

El modelo eléctrico MG ZS EV en la prueba de Coche Global

Toni Fuentes

19.10.2021 00:00h

4 min

El talón de Aquiles, o uno de ellos, de la movilidad eléctrica en España es la insuficiente red de puntos de carga de los nuevos vehículos. El déficit es enorme, según destaca un estudio de la Cámara de Comercio de España, que ve necesario pasar de 8.545 enchufes de acceso público instalados a final de 2020 a una cifra que podría ascender a 289.130 en el año 2030. Si se tienen en cuenta los puntos privados, la necesidad global podría rozar los 3,3 millones, según el informe redactado por la comisión de movilidad de la Cámara de Comercio de España al que ha tenido acceso la web Coche Global.

Los miembros del grupo de movilidad segura y sostenible de la Comisión de Movilidad no lo han tenido nada fácil para llevar a cabo el estudio sobre la infraestructura urbana de recarga. Para empezar, "no existe un registro oficial que permita conocer con exactitud la infraestructura de recarga pública disponible", según explican los autores del estudio. 

Con las estimaciones basadas en los datos de la Asociación de Fabricantes de Automóviles (Anfac), la Cámara tiene claro su diagnóstico: "La actual red de puntos de recarga eléctrica accesibles al público en España no contiene una adecuada proporción de infraestructura en función del tipo de recarga, potencias y tiempos".

Pocos puntos y lentos

De los 8.545 puntos de carga actuales, solo 38 tienen una potencia igual o superior a 250 kW, un elemento clave, según el informe, ya que "esta potencia es la única que permite asimilar la recarga eléctrica al reportaje convencional de combustible", con tiempos de 10 a 15 minutos. El 91% de la red está compuesta por enchufes lentos que demoran la carga de las baterías de tres a 19 horas, en función de la potencia.

El estudio tiene en cuenta el objetivo del Gobierno de alcanzar un parque de cinco millones de vehículos eléctricos en 2030. Con esa cifra, el número mínimo de puntos de carga sería de 500.000 aplicando el ratio de la Comisión Europea. Pero el informe de la comisión de movilidad de la Cámara, que preside Lucas Casasnovas, director de Seat MÓ, considera esa red demasiado modesta. 

Dos escenarios previstos

Por ello, la investigación plantea dos escenarios teniendo en cuenta todo tipo de vehículos electrificados y los hábitos de los usuarios para recargar sus vehículos en puntos públicos o privados. En la simulación basada en datos de la entidad Transport & Environment y con más peso de la carga lenta, serían necesarios 289.130 puntos disponibles para todos los usuarios y 3.003.233 de uso privado. En total, 3,292.363 puntos de carga para las baterías de cinco millones de vehículos en 2030.

En el escenario en el que los usuarios recuerren más a cargas rápidas y ultrarrápidas, la red abierta que se considera necesaria es de 222.901 enchufes y el mismo número de cargadores privados. En total, 3,226.134 puntos. En este escenario, dos tercios de los puntos públicos serían semirrápidos y rápidos, frente al 57% en la primera simulación.

"Tal y como se desprende del análisis precedente, el cumplimiento de los compromisos asumidos por España de reducción de emisiones en el horizonte 2030 en el ámbito del transporte terrestre, que previsiblemente debe ir acompañado de un protagonismo principal del vehículo eléctrico, no será posible si se mantiene la actual trayectoria en la evolución del parque de vehículos eléctricos", advierte el estudio.

Recomendaciones para la electrificación

Para que los planes sean factibles, la entidad plantea como condición indispensable organizar el despliegue de la infraestructura de recarga de acceso público, de modo que se "acompasen el cumplimiento de los objetivos establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2031-2030". El informe concluye con una lista de recomendaciones para impulsar el ecosistema de la movilidad eléctrica, que incluyen un diagnóstico de las necesidades, la elaboración de un plan de puntos de recarga, mecanismos de coordinación entre administraciones y en cada una de ellas para quitar las trabas actuales.

La Comisión de Movilidad de Cámara de España plantea su documento como una propuesta de reflexión y análisis para contribuir de forma constructiva al impulso de la movilidad eléctrica por parte del Gobierno. El presidente de la Cámara, José Luis Bonet, destacaba en un artículo publicado en el Barómetro Auto Mobility Trends, de Coche Global y Metyis, el trabajo realizado por la entidad para aportar "conocimiento específico y apostando por un enfoque holístico del futuro modelo de transporte y movilidad sostenible de carácter nacional" en torno a tres ejes estratégicos (la movilidad interconectada, segura y sostenible y planificada). 

Hoy destacamos