Portada

Ultimátum de la automoción al Govern para resucitar el centro de FP del sector

Centro Formación Profesional Automoción Martorell

Centro Formación Profesional Automoción Martorell

Redacción

14.09.2018 07:15h

4 min
Alrededor de 300 parados pasarán hasta diciembre por los 10.000 metros cuadrados del Centro de Formación Profesional de Automoción (CFPA) de Martorell, diseñado para atender a unos 14.000 alumnos al año. Son las últimas cifras que muestran la infrautilización de unas instalaciones estrella que costaron 17 millones de euros a la Generalitat de Catalunya y que ha dado pie a un ultimátum del sector para resucitar el centro de FP. A las empresas fabricantes de vehículos de Catalunya, básicamente Seat y Nissan, y los numerosos proveedores de componentes para ensamblar automóviles se les está acabando la paciencia con lo que califican de parálisis institucional del centro de formación para el sector. Lo mismo sucede con los sindicatos y algún partido de la oposición en el Parlament, que reclaman explicaciones y un cambio de rumbo para que el centro se ponga al servicio de las empresas y los trabajadores del sector.
  • El centro de FP de automoción de Martorell tiene programados 20 cursos para 300 parados hasta diciembre

El ambicioso Centro de Formación Profesional de Automoción se ha convertido, tan solo tres años después de su inauguración, en un espacio que se dedica principalmente a cursos destinados a parados, una finalidad que no era su función en su diseño original. Entre septiembre y diciembre de 2018, el centro tiene programados 20 cursos para un total de casi 300 desempleados.
A esos cursos se añade una oferta de 23 cursos de reciclaje o especialización para trabajadores en activo a través de la antigua formación continua programados hasta marzo de 2019, según la información disponible en el Servei d'Ocupació de Catalunya (SOC). Este organismo del Departament de Treball es el encargado en estos momentos de programar los cursos en el centro de Martorell. Las instalaciones infrautilizadas están formadas por 34 aulas con una capacidad de entre 8 y 50 personas, un taller de 2.300 metros cuadrados con áreas de mecanizado, soldadura, carrocería, pintura y vehículo eléctrico, una biblioteca, cafetería, auditorio y vestuarios.
  • Empresas y sindicatos achacan la infrautilización del centro de FP a las disputas dentro del Govern

Las empresas y los sindicatos denuncian que el centro de FP de automoción de la Generalitat ha sido víctima de un modelo de dirección equivocado y de las "disputas entre departamentos y partidos del Govern" implicados en las instalaciones. La supuesta "transversalidad de los programas formativos" de la que presume el CFPA en su presentación por la integración con los departamentos de Ensenyament, Treball y Empresa se ha convertido, en realidad, en un laberinto que frena el potencial del centro, según fuentes empresariales. Centro de Formación Profesional Automoción Martorell Las empresas se sienten desplazadas en la gestión y planificación del centro al contar con una representación minoritaria de cinco miembros en un consejo formado por 13 puestos de los que una mayoría de siete corresponden a la Generalitat. El 'procés' y la aplicación del artículo 155 de la Constitución abortaron un proyecto del Govern de modificar esa estructura dando más protagonismo a los agentes sociales al tiempo que externalizaba la gestión del centro. "El CFPA no es un centro de formación de parados, tendría que dar un enfoque mucho más global", coinciden en lamentar fuentes empresariales y sindicales. Para UGT, si el centro funcionara bien tendría que albergar muchos más cursos de las empresas del sector para conseguir los perfiles profesionales que necesitan. Un ejemplo del divorcio actual entre el centro de FP y las empresas es la escasa utilización que hace del mismo Seat, que tiene la fábrica de Martorell enganchada al CFPA.
  • UGT alerta de la pérdida de competitividad de la automoción por el mal funcionamiento del centro de formación

"Con independencia de las disputas internas entre partidos, a nosotros nos preocupa la competitividad del sector, para la que es muy importante la formación. Si no hay formación se pierde competitividad y se pueden perder inversiones", afirma un portavoz de la Federación de Industria de UGT (FICA-UGT). La infrautilización del CFPA ha motivado también la presentación de una propuesta de resolución en el Parlament por parte del diputado del PSC Pol Gibert, que califica la situación de "intolerable" en un momento en el que las empresas necesitan personal cualificado.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.