Miscelánea

El primer coche con energía solar llegará pronto a Europa

Como suele pasar con las novedades tecnológicas, el precio de los primeros modelos estará al alcance de muy pocos

Mujer sonríe al salir de un coche un día soleado

Mujer sonríe al salir de un coche un día soleado

Redacción Coche Global

17.01.2023 11:34h

5 min

Un fabricante holandés ha dado a conocer el primer coche de serie eléctrico alimentado por paneles solares. En teoría, el vehículo tendría una autonomía de hasta siete meses en condiciones óptimas.

Un coche que funciona con energía solar

Lightyear, una empresa holandesa, acaba de presentar por primera vez su modelo de coche eléctrico de energía solar. Llamado Lightyear 0, el vehículo de aspecto futurista es el primer modelo de serie con paneles fotovoltaicos. Equipado con cinco metros cuadrados de paneles solares y cuatro motores eléctricos, el coche ofrece una autonomía de 710 km gracias a su bajo consumo de 8,3 kWh/100 km, mucho menor que la de un Tesla 3. 

Un muy buen resultado debido a un coeficiente de arrastre récord, pero también a una masa contenida. A pesar de sus cinco metros de largo, el coche solo pesa 1,575 kg. Se puede cargar en enchufe convencional, en terminal rápido hasta 60 kW y, por supuesto, a través de sus paneles solares. Dependiendo de la marca, el coche estacionado durante un día puede recuperar hasta 64 km de autonomía.

Frente a un precio prohibitivo, energía solar para todos

Para comprar este coche, habrá que desembolsar no menos de 250.000 euros, un presupuesto que no está al alcance de todo el mundo. 

Pero no te preocupes, no hay necesidad de comprar este coche solar para disfrutar de los beneficios de esta energía gratuita a diario. ¿Has oído hablar de los paneles solares portátiles? Al igual que los paneles rígidos, estos dispositivos transforman la energía solar en electricidad. Esto es aún más conveniente para ir a la aventura sin miedo a la falta de energía y para poder utilizar todos los dispositivos que te acompañan en tus excursiones. Para vacaciones de un día o para adoptar un estilo de vida nómada sin sustituir ninguna comodidad, descubre esta fuente de energía infinita y ecológica. Puedes aprender más sobre los diferentes modelos disponibles en este sitio: https://es.ecoflow.com/. 

¿Cómo va el panel solar portátil?

Desde un punto de vista estético y funcional, la versión nómada del panel solar es muy similar a las fotovoltaicas que solemos ver en los tejados de las casas o edificios profesionales. En la práctica, es muy simple. En la mayoría de los casos, hay varios paneles pequeños que solo hay que desplegar y exponer hacia el sol, o luz natural si el cielo está cubierto. Las células fotovoltaicas se «alimentan» de los fotones solares hasta que producen electricidad. Un cable o puertos USB permiten conectar el dispositivo a tus dispositivos para recargarlos. Las ventajas de esta versión, móvil pero no por ello poco potente, son numerosas:

  • Transportabilidad y ligereza: ahorro de espacio, estos paneles se pueden llevar al hombro e incluso permanecer en el maletero del coche.
  • Practicidad múltiple: el panel portátil recarga tus aparatos indispensables como teléfonos, ordenadores, GPS y relojes conectados, fuentes de iluminación o incluso pequeños electrodomésticos de camping.
  • Funcionamiento intuitivo: solo tienes que desplegarlo y exponerlo al sol. No requiere ninguna otra forma de instalación o parametrización previa. Aunque sea pequeña, hay que tener cuidado de manipular los paneles con delicadeza. Un contratiempo o un choque por pequeño que sea podría afectar el rendimiento del dispositivo;
  • Discreción sonora: los paneles solares portátiles son muy silenciosos, a diferencia de muchos grupos electrógenos.

La energía creada se puede almacenar, lo que te ofrece la posibilidad de usarla un poco más tarde, tan pronto como tengas la utilidad: por la noche, o cuando el clima sea menos suave.

¿Para qué se utiliza?

Esta novedad se adapta perfectamente a todas las actividades al aire libre: excursiones en barco, estancias en autocaravana o furgoneta acondicionada, caminatas en montaña o paseos en bosque durante todo un día. Para las familias, es la manera perfecta de satisfacer las necesidades personales de cada uno mientras que ser capaz de calentar el interior de una autocaravana o comidas calientes para las vacaciones en tienda de campaña. 

Para los aventureros, esta es la oportunidad de vivir sus sueños de aventura mientras siguen siendo alcanzables compartiendo su viaje con sus seres queridos en las redes sociales o para no tener que privarse totalmente de comodidad. Por último, para los profesionales del viaje y los videógrafos, esta es una oportunidad para ir tranquilos. Este autoconsumo es un argumento importante para las personas que desean desplazarse respetando al mismo tiempo su compromiso ecológico de utilizar energía abundante y no contaminante. La poca tensión que representa el panel solar portátil abre el campo de posibilidades para tus futuras escapadas. No es necesario buscar urgentemente soluciones para recargar: esta autonomía energética es la promesa de una nueva libertad.

¿Funciona también en clima frío o nublado?

Sí, también funciona en clima frío o nublado. La energía solar funciona gracias a dos tipos de radiación: la radiación directa (es decir, cuando hace buen tiempo y los rayos del sol llegan al panel) y la radiación difusa (transmitida a través de las nubes o el fenómeno de reflexión sobre el suelo o una superficie).

Sin embargo, hay que precisar que, en caso de tiempo nublado, la producción se reducirá. En cambio, por la noche no se puede producir energía. Y es por eso debes tomar precauciones.

¿Cómo elegir?

Dado el éxito de esta tecnología, cada vez más marcas ofrecen sus productos solares. Incluso hay modelos que se adhieren a las mochilas para poder recargar energía en las excursiones. No obstante, para que esta inversión sea rentable y realmente fructífera, se impone una correcta elección para conseguir los mejores resultados. Tus criterios de búsqueda dependerán mucho del uso. No obstante, ten en cuenta todas las posibilidades.

La naturaleza de los dispositivos a recargar, la frecuencia y la velocidad de carga, o el entorno en el que más frecuentemente recargarás, todas estas preguntas te guiarán hacia el panel solar nómada ideal. Algunos modelos son bastante pequeños y más bien reservados a los equipos electrónicos que requieren poca intensidad de recarga, como teléfonos o cámaras. Otros son más potentes y perfectos para alimentar una nevera durante las vacaciones de camping. 

--

Contenido patrocinado

Hoy destacamos