Mercado

3,5 euros a los 100 km con gas natural

Seat prueba su gama de vehículos de GNC recorriendo 3.300 kilómetros por solo 118 euros

Coche de gas natural de Seat repostando

Coche de gas natural de Seat repostando

Redacción Coche Global

04.10.2019 13:39h

6 min

Los modelos híbridos de gas natural comprimido (GNC) y gasolina de Seat han demostrado sus ventajas como alternativa económica y ecológica. Así se ha constatado en las cuatro rutas realizadas con prensa especializada para conectar las principales ciudades españolas, utilizando exclusivamente GNC como combustible: Madrid-Valencia-Barcelona; Madrid-Sevilla-Madrid; Madrid-Bilbao-Zaragoza; y Bilbao-Oviedo-Santiago de Compostela. En total, 3.300 km recorridos que equivalen a dar una vuelta a España, con una inversión de solo 118 euros.

Las cuatro rutas se han realizado con toda la gama TGI de SEAT: Ibiza, León 5 puertas, León Sportourer ST y Arona –único SUV en el mundo con GNC–, donde se ha demostrado la eficiencia energética de los modelos ECO de SEAT. Para que un vehículo de propulsión tradicional obtenga el mismo coste por kilómetro, en comparación con un modelo TGI, tendría que presentar un consumo medio real de 2,5 litros/100 km si se trata de un gasolina, y 2,7 l/100 km en el caso de un Diesel; datos inexistentes en el mercado. Realizando la media entre las cuatro rutas y los cuatro modelos, estos son los resultados:

Los viajes se llevaron a cabo con los depósitos llenos de gas natural (capacidad de GNC de los Ibiza y Arona 13,8 kg y 17,3 kg para el León), con dos o tres personas a bordo además de sus respectivos equipajes.

Madrid – Valencia – Barcelona

La primera ruta transcurrió desde Madrid hasta Barcelona, pasando por Valencia. En total,  710 km para los que solo fue necesaria una inversión de menos de 28 euros de media. Entre los cuatro modelos TGI de la compañía española, el coste medio registrado fue de 3,78 euros por cada 100 km recorridos, y se obtuvo un consumo medio real de GNC de 4,24 kg/100 km.

Madrid – Sevilla – Madrid

El segundo recorrido comenzó en Madrid con destino Sevilla, y finalizó con vuelta de nuevo a Madrid pasando por un tramo de la ruta de la Plata. Por menos de 37 euros, la caravana de modelos TGI anduvo un total 1.140 km, con un coste medio por cada 100 km de 3,47 euros entre los cuatro modelos, que consiguieron un consumo medio real de 3,83 kg/100 km de GNC.

Madrid – Bilbao – Zaragoza

La tercera ruta transcurrió desde Madrid hasta Zaragoza, pasando por Bilbao. 800 km recorridos para los que hizo falta una inversión de menos de 28 euros, registrando un coste medio por cada 100 km de solo 3,37 euros, y un consumo medio real de GNC de 3,8 kg/100 km, un gasto de combustible inferior a los valores homologados en WLTP.

Bilbao – Oviedo – Santiago de Compostela

Por último, la gama TGI recorrió la ruta que conecta Bilbao y Santiago de Compostela, pasando por Oviedo. La gasinera de la capital autónoma de Galicia se inauguró precisamente el pasado mes de agosto, operado por Naturgy. Un total de 650 km por menos de 25 euros, que supuso un coste medio de 3,55 euros por cada 100 km. El consumo medio real obtenido de media entre la gama fue de 3,96 kg/100 km de GNC.

La gama TGI es, según la marca, "más respetuosa con el medio ambiente, más ventajosa para el usuario por su etiqueta ECO, y la opción más económica del mercado para un motor térmico, en términos de coste por kilómetro recorrido; coste de adquisición, ya que sus precios son muy similares a los modelos de gasolina; y coste total de propiedad (TCO), un valor que utilizan las empresas de flotas y que tiene en cuenta: precio adquisición + mantenimiento + seguro + impuestos + coste de energía utilizada".

Un vehículo de GNC reduce en torno a un 25% sus emisiones de CO2 respecto a su homólogo de gasolina. Por su parte, la gama TGI colabora en la mejora de la calidad del aire en las ciudades, gracias a la drástica reducción de las emisiones de NOx respecto a un diésel, y presentando unos niveles prácticamente nulos de partículas (PM) y SO2. Por este motivo, la gama TGI dispone de la etiqueta ECO. A sus ventajas ecológicas y fiscales, la tecnología TGI aporta un excepcional bajo coste por kilómetro recorrido –que se sitúa como la referencia resultando un 50% más económico que un modelo homólogo de gasolina, un 30% más barato que un diésel, 10% frente a un GLP (gas licuado de petróleo), y un 25% más económico respecto a un híbrido eléctrico no enchufable–.

Asimismo, la renovada gama TGI de SEAT proporciona más autonomía gracias a la inclusión de un tercer depósito de GNC en toda la gama, tanto en el Ibiza y el Arona, como en el León. Esta nueva configuración de la gama TGI responde a la demanda de los clientes de aumentar la autonomía en modo gas, ya que aprecian los muchos beneficios ecológicos y económicos que tiene este combustible alternativo.

Red de repostaje en crecimiento

La nueva configuración de depósitos de la gama TGI, también responde al crecimiento actual y futuro de la red de repostaje de GNC en nuestro país, con un total de 71 estaciones públicas de recarga de GNC actualmente operativas en España. Gracias a los acuerdos existentes entre SEAT y las distintas empresas energéticas, se espera que, durante este año, se alcancen los 80 surtidores. Asimismo, CEPSA y Redexis hicieron público un acuerdo para ofrecer la mayor red de puntos de repostaje de GNC en España, con una previsión de 80 gasineras adicionales hasta 2023.

El incremento de la infraestructura de repostaje de Gas Natural Vehicular (GNC y GNL) cada vez va a más, como consecuencia de la creciente demanda de este combustible en el transporte pesado, industriales ligeros y también en los turismos. En los próximos dos años, se estima alcanzar una red de repostaje de GNC entorno a los 250 surtidores, para así cubrir todas las capitales de provincia y las principales rutas del país. La cobertura ya existe en Madrid y Barcelona, y además, 23 de las 46 capitales de provincia peninsulares, ya cuentan con una gasinera operativa en su entorno a no más de 30 Km. Buena prueba de dicha expansión de la red son las 7 nuevas gasineras recientemente inauguradas en los últimos 4 meses –en Mataró (Barcelona), Salamanca, Cartagena-Las Cumbres, Santiago de Compostela, Albacete, Riba-Roja (Valencia) y Fuenlabrada (Madrid)–, y otras 11 ya en construcción que llegarán este año.

"Con una infraestructura de estas dimensiones y considerando, además, la vertiente bifuel de la gama TGI para poder funcionar de manera excepcional también con gasolina, la movilidad vehicular con Gas Natural Comprimido va a ir asentándose cada vez más con más fuerza", sostiene la compañía. Los desplazamientos con este combustible sostenible son ya una realidad tanto en los entornos urbanos, como en los viajes y desplazamientos más largos.

SEAT, referente en tecnología GNC

La compañía española es la automovilística europea que cuenta con la gama más más amplia de vehículos de GNC, todos ellos fabricados en la planta de SEAT de Martorell y en la misma línea de montaje que sus variantes de gasolina y diésel, donde se les ha sometido a los mismos controles de calidad y seguridad. En 2018, la compañía triplicó sus ventas de vehículos GNC y anunció una inversión de 6 millones de euros para ampliar la capacidad de la fábrica de Martorell, y elevar así de 90 a 250 la cifra de vehículos diarios de gas natural que produce. En lo que va de año, la compañía ha incrementado un 13% las ventas de sus vehículos GNC en Europa respecto al año anterior con 11.800 unidades vendidas. Además, SEAT es el centro de competencias del Grupo Volkswagen para el desarrollo tecnológico del gas natural comprimido como combustible alternativo.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.