Industria

La transformación del automóvil amenaza 4,5 millones de empleos en todo el mundo

UGT reclama medidas urgente como la reactivación del centro de formación de Martorell

El vicepresidente de Seat Xavier Ros (izquierda) y Matías Carnero, presidente del comité, en IESE

El vicepresidente de Seat Xavier Ros (izquierda) y Matías Carnero, presidente del comité, en IESE

Toni Fuentes

13.11.2018 13:16h

3 min

La industria de automoción perderá 4,5 millones de empleos en los próximos años por la irrupción de los coches eléctricos compartidos y autónomos, según las previsiones del sindicato UGT. Así lo ha anunciado el presidente del comité de empresa de Seat y dirigente de UGT, Matías Carnero, en el encuentro de automoción de Iese que se celebra en Barcelona. 

El panorama para la industria de automoción en los próximos años es bastante desalentador por no decir que catastrófico. Según UGT, la producción de vehículos bajará en Europea entre un 5% y un 16%, cerrarán entre un 30% y un 50% de los concesionarios, se recortará el parque de automóviles en circulación de 280 millones a 200 en el continente europeo, la producción mundial de vehículos se desplomará de 97 millones en todo el mundo en 2017 a 35 millones.

Retos y oportunidades

El resultado de esa evolución es que se destruirán 9 millones de empleos en toda la industria internacional, aunque se crearán otros 4,5 millones de puestos de trabajo por la movilidad eléctrica y las nuevas tendencias en el transporte. "Tenemos retos muy importantes, pero hay posibilidad de crear puestos de trabajo. Necesitamos trabajar de forma cooperativa con las empresas", ha afirmado Matías Carnero.

Para el dirigente sindical, la formación es una necesidad básica en el contexto actual de transformación, por lo que ha instado a la Administración a cumplir con su papel para impulsar la FP y el centro de formación del automóvil de Martorell, que está prácticamente paralizado a los pocos años de su inauguración. "Me da igual de qué 'conselleria' depende y del color político, pero la Generalitat tiene que dar actividad en un centro que costó 24 millones", ha afirmado.

El vicepresidente de recursos humanos de Seat, Xavier Ros, también ha destacado la importancia de la formación aunque con un enfoque diferente.  A su juicio, actualmente es más importante la capacidad de aprendizaje que el currículum de cada persona. Como ejemplo, ha mencionado a los expertos en motores de combustión, que tendrán menos trabajo en unos años y será mejor que se dediquen a motores eléctricos y baterías. Por ello, hay que ver qué se necesita para que se transformen.

La digitalización es transversal

Seat ha puesto en marcha un cuestionario de digitalización para 6.000 empleados indirectos que no son de producción para medir conocimientos, cultura digital, teletrabajo, comunicación digital. "No estamos bien, solo en tres materias se aprueba. Al cabo de un año y tras formación, haremos la misma evaluación", ha explicado Ros. El examen a la plantilla ha dado como resultado que hay un 9% de personas que son' digital challengers' por su elevado conocimiento digital.

Xavier Ros ha indicado que las empresas del automóvil necesitan cambiar su organización porque son demasiado jerárquicas, especialmente para los nuevos empleados que quieren estructuras más planas. Dentro de esa estrategia, Seat ha puesto en marcha acciones para mejorar la relación de los directivos con la plantilla, empezando por el presidente, Luca de Meo, que cada mes e somete a una sesión de preguntas de una hora de unos 100 trabajadores. "El contacto directo es muy importante. Fomenta un ambiente más abierto y colaborativo", ha explicado el responsable de recursos humanos. 

 

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.