Industria

La supresión de turnos de trabajo en Renault afectará a 650 empleados

La compañía comunica el recorte de producción en Palencia, Valladolid y Sevilla para adaptarse al descenso de las ventas

Un trabajador de la fábrica de Renault de Palencia

Un trabajador de la fábrica de Renault de Palencia

14.09.2019 21:38h

2 min

La supresión de varios turnos de trabajo en las plantas de Renault en España puede afectar a unos 650 empleados, según han explicado los sindicatos. Renault ha anunciado su intención de suprimir un turno en cada una de sus factorías en España, ubicadas en Valladolid, Palencia y Sevilla, y ha convocado a los representantes de los trabajadores a una reunión del Comité Intercentros el próximo 18 de septiembre.

La empresa ha hecho esta comunicación a los sindicatos precisamente cuando esta semana ha presentado en Frankfurt el nuevo modelo de Captur, que se fabrica en Valladolid, según la información publicada por El Mundo-Diario de Valladolid recogida por Europa Press. El presidente de Renault España y vicepresidente de producción de la alianza Renault Nissan Mitsubishi, José Vicente de los Mozos, aseguró que la producción del modelo renovado ha empezado con dos turnos y medio, tal como estaba hasta ahora, y se plantea completar el tercer turno si suben las ventas.

Calendario de cancelaciones

Unos días después, Renault ha comunciado que prevé eliminar el 14 de octubre un turno de montaje del motor de gasolina MM14 en Valladolid; el 2 de noviembre otro en la línea de montaje de cajas de cambio de Sevilla; y, finalmente, el 2 de diciembre, medio turno de noche en la fábrica de montaje de vehículos de Palencia que afecta a las líneas concatenadas de la factoría de Valladolid.

En estos tres turnos trabajan "aproximadamente" 650 empleados, unos 500 en Palencia y alrededor de 70 en cada una de los dos turnos de Valladolid y Sevilla que podrían suprimirse, según han informado a Europa Press fuentes sindicales.

Las razones dadas por la multinacional es la bajada de la actividad. Laura del Ser (UGT) ha "lamentado" las malas noticias porque tendrán impacto para el empleo, aunque aún esté sin cuantificar su alcance, y tendrá un impacto tanto en los trabajadores de la empresa del rombo como en los de las empresas auxiliares. Sin embargo, ha apuntado que habrá que esperar a los órganos correspondientes para recabar los datos concretos de las medidas que propone la empresa y aclarar las "dudas".

Criticas sindicales

Por su parte, la coordinadora general de Trabajadores Unidos, Miryam Largo, cree que lo que plantea la empresa son "movimientos típicos" y "política del miedo" que suelen producirse antes de la negociación del próximo plan industrial, que se deberá iniciar el próximo año.

En este sentido, ha asegurado que es una "cocina" que se programa para que la gente tenga "miedo", un "circo" y unos "malabares" en el que los trabajadores son los "payasos y las marionetas" que finalmente resultan perjudicados y ha incidido en los "millones" que recibe Renault a condición de crear empleo estable sin cumplir este fin.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.