Industria

El puerto de Barcelona sufre las turbulencias del automóvil

La infraestructura logra un récord general de actividad a pesar del descenso del tráfico de vehículos

Automóviles en el puerto de Barcelona

Automóviles en el puerto de Barcelona

Toni Fuentes

05.02.2019 13:18h

2 min

El puerto de Barcelona registró un año 2018 récord con un amento del 10% en las toneladas de mercancías que entraron o salieron de la ciudad por vía marítima. Sin embargo, el sector del automóvil se descolgó esta vez del récord al sufrir un descenso en su actividad en el puerto de Barcelona.

En 2018, el puerto de Barcelona registró un tráfico de vehículos de 810.218 unidades, lo que supone un descenso en relación con 2017 de 27.384 coches y furgonetas equivalente al 3,3%. Según explicó Port de Barcelona, bajada se debe al retroceso de las importaciones y, en menor grado, el de las exportaciones de vehículos.

El tráfico de vehículos por vía marítima en Barcelona fue un reflejo de la actividad en la fabricacion de coches, que empezó a caer después del verano por el efecto del desplome del diésel y la entrada en vigor de la nueva homologación de emisiones y consumo WLTP

Los últimos meses, los peores

El año 2018 empezó con unos ritmos de crecimiento del número de vehículos embarcados o demsebarcados del 12% que se fue suavizando hasta el 6% en marzo y el 1% en agosto, justo antes de que se iniciara la tendencia negativa que se fue agravando hasta el -3,3% de diciembre.

En términos de toneladas que entraron y salieron del puerto de Barcelona, el capítulo de vehículos y componentes sumaron 1,3 millones de toneladas, un 1,2% más que en 2017.

Exportaciones de Seat a Argelia

La mejora global de la actividad del puerto se debió al salto en el transporte de contenedores, cuyo tráfico creció un 15% hasta superar los 3,4 millones de unidades. Uno de los países de destino de las exportaciones desde el puerto con un incremento más pronunciado fue Argelia, con un 45% más, que coincide con el envío desde la planta de Seat de Martorell de coches desmontados para su ensamblaje final en el país norteafricano. 

Gracias a este récord de actividad global, el puerto de Barcelona logró una facturación de 173,5 millones, un 4% más, y un beneficio de 53,7 millones, un 8% más. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.