Industria

Mercedes Vitoria producirá 3.600 furgonetas menos por la caída del diésel

Cancelación de jornadas de trabajo en Mercedes Vitoria por la caída de la demanda de furgonetas diésel

Una operaria en la fábrica de Mercedes-Benz del grupo Daimler en Vitoria (País Vasco)

Una operaria en la fábrica de Mercedes-Benz del grupo Daimler en Vitoria (País Vasco)

Toni Fuentes

14.09.2018 16:14h

2 min

La fábrica de Mercedes de Vitoria ha reducido sus previsiones de producción en octubre debido a la caída del diésel. Mercedes Vitoria producirá 3.600 furgonetas menos en el mes que viene, según ha informado la compañía a los sindicatos. La factoría del grupo Daimler en Vitoria no se verá afectada por los retrasos en la homologación de motores con el nuevo test más realista WLTP, pero sí por el descenso de la demanda de vehículos con motor diésel. La dirección de la compañía ha informado este viernes a los miembros del comité de empresa de que Mercedes-Benz ha conseguido ya la nueva homologación de los motores con los que van equipadas las furgonetas que se producen en la planta del País Vasco. El visto bueno de la autoridad de transporte motorizado de Alemania (KBA) permitirá a Mercedes Vitoria vender las unidades retenidas en 'stock' a la espera de pasar el test WLTP. Una parte de estos vehículos que se encontraban pendientes de entrega van destinados a la Ertzaintza, según explica el sindicato UGT en una nota enviada a la plantilla.

Cancelación de jornadas de trabajo en Mercedes Vitoria

Sin embargo, la dirección de Mercedes Vitoria ha anunciado a los sindicatos que reducirá la producción prevista en octubre en 3.600 unidades debido a las dudas que tienen los consumidores por la mala imagen que se está transmitiendo del diésel. Esas 3.600 unidades menos se reparten entre 2.380 furgonetas Vito y 1.221 monovolúmenes Clase V. Este descenso de la producción en la factoría de Mercedes de Vitoria puede suponer la cancelación de varias jornadas de trabajo con varios escenarios en octubre, según UGT. Las perspectivas para noviembre en la planta de Mercedes de Vitoria tampoco son positivas, según ha avanzado la dirección de la empresa al comité. Probablemente, el recorte de la producción hasta final de año sea más importante.

Efectos negativos en la industria de la demonización del diésel

El anuncio del recorte de producción se produce después de que otras plantas hayan adoptado medidas para reducir la producción ante la entrada en vigor del nuevo protocolo WLTP en septiembre, Las más afectadas han sido las fábricas de Seat de Martorell, con nueve jornadas de producción suspendidas y 10.000 coches menos hasta final de año, y la de Vokswagen de Navarra, con un ERE temporal. Además, los presidentes de las cinco grandes patronales del sector del automóvil habían advertido en una carta a la opinión pública de los efectos negativos para la industria de la demonización del diésel con 'fake news' basadas en informaciones erróneas sobre los coches de gasóleo.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.