Industria

Los inventos para proteger a los operarios en las fábricas

Algunas plantas prueban nuevos sistemas como pulseras vibradoras que controlan la distancia y mamparas que separan a trabajadores

Medidas de prevención contra el coronavirus en una fábrica de Audi

Medidas de prevención contra el coronavirus en una fábrica de Audi

Ángel González

19.04.2020 00:44h

2 min

Los operarios de las fábricas de automoción van a tener que seguir un curso de formación para dominar los nuevos sistemas de prevención. La necesidad de reducir el riesgo de contagios de Covid-19 ha espoleado a ingenieros y técnicos de prevención para instalar nuevos inventos con los que intentar blindar a los operarios incluso en las situaciones más comprometidas. 

Los nuevos dispositivos intenta resolver el reto de las operaciones más complicadas que se pueden dar en las líneas de montaje, en las que en ocasiones la distancia entre trabajadores es muy reducida. En esos casos, lo normal es equipar a los empleados con mascarillas reforzadas con filtros, gafas protectoras y pantalla facial. Pero en algunas fabricas se las han ingeniado para buscar alternativas incluso más seguras.

Mamparas separadoras en Audi

Uno de los inventos más llamativos es el de las pulseras vibradoras que están probando algunos trabajadores de Ford en su fábrica de Plymouth. La idea se asemeja a las pulseras que se utilizan para controlar los movimientos de algunos presos. En este caso, las pulseras vibran si un trabajador se acerca a una distancia de menos de seis pies (1,8 metros). 

En las fábricas de Audi, los estudios de los puestos de trabajo y de las operaciones de montaje han detectado algunos puntos críticos. Por ejemplo, en el montaje de las puertas, los empleados están muy cerca, a medio metro aproximadamente. Para esta y otras situaciones similares, los propios empleados han desarrollado un innovador separador transparente hecho con láminas de plástico. La empresa ha instalado mamparas separadoras entre operarios en otros puntos de la línea de montaje sujetados al techo o bien en los carros que transportan el utillaje que utilizan. 

Cámaras térmicas

Otro de los puntos en los que las empresas tendrán que superar un reto importante es el de los accesos, en los que se comprobará la temperatura de los trabajadores. El temor es que el control mediante termómetros de infrarrojos acaben provocando colas en la entrada, lo cual puede ser contraproducente al haber riesgo de aglomeraciones. En algunas plantas como la de PSA de Vigo se utilizarán cámaras térmicas para examinar la temperatura de grupos de empleados.

Todos estos inventos van más allá de lo que establecen los protocolos de prevención contra el coronavirus que se han acordado en la mayoría de las empresas y en el conjunto del sector de automoción en España, por ejemplo. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.