Industria El periodista Sergio Piccione, en acción en el Salón del Automóvil de Pekín Sergio Piccione

Juan José Díaz Ruiz en un encuentro con Wayne Griffiths en 2021 / YOUTUBE SEAT

Juan José Díaz Ruiz en un encuentro con Wayne Griffiths en 2021 / YOUTUBE SEAT

Fallece Juan José Díaz Ruiz, un gran impulsor del automóvil

Mostró su excelente olfato para el negocio en Ford, Seat, Audi, Toyota y Fiat y mejoró la imagen de los directivos españoles en la automoción

Sergio Piccione

26.09.2022 01:06h

3 min

Juan José Díaz Ruiz, de cuyo fallecimiento a los 79 años después de una larga enfermedad se ha tenido noticia este fin de semana, ha sido, para quien esto escribe, uno de los grandes personajes del sector del automóvil en España, al que ha impulsado hasta el último momento. Apenas hace tres meses intervenía ante Jim Farley, actual CEO de Ford, para mediar en una negociación con el sector de automoción español.

Farley fue uno de sus jóvenes colaboradores a quien el descubrió y promocionó en su época de vicepresidente de Toyota Motor Europa. Recuerda los constantes requerimientos de “push, push, push” con los que “JJ”, como se le conocía en los medios del automóvil, le animaba a lograr los objetivos que se habían marcado. Años más tarde, a Luca De Meo, CEO de Renault, le animaría con “gas, gas, gas”, más mediterráneo.

JJ hizo que la percepción sobre los ejecutivos españoles comenzara a cambiar. Hay una anécdota que contaba Jon Nedelcu, que fue vicepresidente de Porsche, que es muy gráfica. Se refería a la impresión que produjo Díaz Ruiz a los directivos del centro de estudios de Weissach el día que les visitó para negociar el desarrollo del motor que luego se llamaría Seat System Porsche. Llevados por el estereotipo de lo español, dado que llegaba a Stuttgart a última hora de la tarde, le prepararon una cena en un buen restaurante y la posibilidad de tomar alguna copa. Cuando llegó y le contaron el programa, JJ les paró en seco. "Señores", les dijo, "supongo que su tiempo vale por lo menos tanto como el mío. Les sugiero que trabajemos unas horas esta noche para poder zanjar el asunto cuanto antes". Al día siguiente abandonaba Stuttgart con las bases del acuerdo en su maletín.

Juan José Díaz Ruiz en un congreso de Faconauto en 2017

Juan José Díaz Ruiz en un congreso de Faconauto en 2017

Ford, Seat, Audi, Toyota y Fiat

Andaluz de nacimiento, Juan José realizó sus estudios en el Reino Unido. Esto le permitió, además de ser prácticamente bilingüe, entrar, al finalizarlos, en Ford UK como becario. Terminado el periodo de prácticas, le ofrecieron un contrato para quedarse que le llevó a diferentes puestos dentro de la compañía antes de ser enviado a la recién creada Ford España, en 1974.

De Ford pasó a Seat en un momento crucial para la marca: la separación de Fiat y la necesidad de tener que vender en una red propia más coches que los que la marca italiana requería por contrato. De Seat pasó a Audi como director internacional de Marketing y Ventas logrando dar la vuelta a la situación de total rechazo que la marca tenía en Estados Unidos. Algo que no pasó desapercibido para los hombres de Toyota que le contrataron para que se hiciera cargo del mercado europeo.

Su paso por Toyota fue un revulsivo para la marca, que no lograba hacer despegar sus ventas en el Viejo Continente. Allí formó un equipo en el que estaban Farley, De Meo, Navea, actualmente CEO de Astara, etcétera, y entre todos hicieran que Toyota lograra en Europa lo que ya había logrado en otros mercados. Por cierto, en aquella época estuvo trabajando en Toyota Motor Europa Akio Toyoda, actual CEO de la marca.

Últimos años como asesor

Ese revulsivo era precisamente lo que buscaban en el Grupo Fiat, económicamente revigorizado por los acuerdos con General Motors. JJ aceptó dar el salto a Italia, llevándose de paso algunos de sus colaboradores como De Meo, Daniele Schillachi, etcétera. Reorganizó la compañía de una forma que actualmente recuerda un poco a la actual de Stellantis. Pero la armonía interna del grupo italiano no duró mucho y Díaz Ruíz acabó dimitiendo en 2002.

Sería su último contrato con una marca, abriendo entonces una consultoría que trabajó durante años para las emergentes marcas coreanas Hyundai y Kia. Además de dirigir cursillos y seminarios en el IESE. 

Inquieto, rápido en afrontar los problemas y con un excelente olfato para el negocio, tiene bien merecido el reposo. Descanse en paz.

 

Hoy destacamos