Industria

Primavera árabe en las fábricas de coches de España

20150126_1111391

20150126_1111391

Redacción

26.01.2015 10:21h

2 min

El norte de África, que es percibido habitualmente como una amenaza para las fábricas españolas, se ha convertido en una oportunidad de negocio para el sector del automóvil. La difícil competencia en un gran mercado saturado como el europeo ha llevado a los fabricantes a buscar alternativas ampliando el radio de exportación. Las ventas de coches made in Spain en Marruecos, Argelia, Túnez y Egipto han contribuido a que la industria de automoción española haya logrado un aumento de las exportaciones del 11% de enero a noviembre del 2014.
El Magreg, en cuyos países se extendió en los últimos años la llamada primavera árabe, ha pasado de ser considerado como una amenaza potencial a un mercado en auge en el que las fábricas españolas están consiguiendo vender sus vehículos y hacerse un hueco entre los vehículos enviados a esos países por las factorías francesas e italianas, las plantas dominantes clásicas por proximidad del pasado colonial. "España está ganando la batalla por la diversificación de destinos", afirma la Asociación de Fabricantes (Anfac) que califica de "mercado interesante" el norte de África.

Las fábricas españolas están aprovechando el desfase que sufre la industria automovilística magrebí, que hasta hace unos años solo contaba con algunas plantas de ensamblaje final de los módulos de los vehículos (CKD) enviados desde fábricas europeas. Pero la apertura de la factoría de la alianza de Renault-Nissan en Tánger ha supuesto un salto cuantitativo (es la más grande de África con una producción de 340.000 vehículos) y cualitatitvo (ha formado a 5.000 empleados en la planta y ha dinamizado el parque de proveedores). 

Esa planta se convirtió, antes de su inauguración, en una amenaza para la de Nissan en Barcelona al haber ganado inicialmente la producción de la furgoneta NV200. Finalmente, un acuerdo laboral en Barcelona y problemas de última hora en Tánger permitieron a la Zona Franca llevarse un modelo que se ha convertido en una pieza clave de la recuperación de la factoría catalana. 

Para algunas marcas como Seat, el norte de África y especialmente Argelia se ha convertido en un mercado importante situado entre los principales países de exportación después de una apuesta de varios años buscando socios locales para abrir concesionarios.
    

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.