Industria

Daimler sufre unas pérdidas operativas de 1.600 millones

La compañía atribuye el resultado a los costes del 'dieselgate' y de los problemas de airbags de Takata

Dieter Zetsche y Ola Källenius en el relevo en la presidencia de Daimler

Dieter Zetsche y Ola Källenius en el relevo en la presidencia de Daimler

Redacción Coche Global

12.07.2019 11:50h

2 min

El grupo Daimler ha activado las alarmas. La compañía sufrió unas pérdidas operativas de 1.600 millones de euros en el segundo trimestre de 2019 frente al beneficio de 2.600 millones conseguido un año antes. La compañía ha advertido a los inversores que las ganancias de todo el año estaran muy por debajo de las previsiones de igualar las del ejercicio anterior.

Daimler atribuyó el mal dato de los meses de abril a junio a los costes extraordinarios derivados de las provisiones por la subsanación de una manipulación de motores diésel en algunos de sus vehículos y por los problemas con los airbag del proveedor Takata. Las provisiones aumentaron en unos 1.000 millones de euros y los gastos relacionados con los problemas de los vehículos diésel subieron a 1.600 millones de euros.

Revisiones a la baja

Daimler espera ahora tener este año un beneficio operativo notablemente por debajo del obtenido en 2018, que hasta ahora preveía mantenerlo. Mercedes-Benz Cars espera una rentabilidad operativa sobre las ventas de entre el 3 y el 5 %, que hasta ahora pronosticó en un rango de entre el 6 y el 8 %.

Daimler ha revisado a la baja sus pronósticos de beneficio dos veces en menos de un mes, la anterior fue en junio, cuando esperaba un beneficio operativo como en 2018. A mediados del pasado octubre también revisó a la baja sus pronósticos para 2018 por los costes de los procesos en marcha y las medidas que se van a aplicar en determinadas regiones respecto al los vehículos diésel de Mercedes-Benz. Las acciones de Daimler se cotizaban a la baja en la Bolsa de Fráncfort. 

Las ventas bajan un 4,7%

Mercedes-Benz Cars ha vendido hasta junio 1.195.047 vehículos, un 4,7 % menos que en los mismos meses del pasado ejercicio, por la caída en sus principales mercados excepto en China. La matriz Daimler informó hoy de que las ventas de la marca con la estrella, Mercedes-Benz, fueron en este periodo de 1.134.729 unidades, un 4,6 % menos, por el cambio de modelos en el segmento de todocaminos.

Aportaron algunos impulsos a las ventas en el segundo trimestre los nuevos modelos compactos como la nueva berlina de la Clase A, la nueva Clase B y el nuevo CLA Coupé en Europa. Pero las ventas de smart bajaron entre enero y junio un 8,1 %, hasta 60.318 unidades.

La directora de Ventas de Mercedes-Benz Cars, Britta Seeger, destacó al presentar las cifras la demanda de los nuevos modelos compactos y pronosticó que las ventas estarán impulsadas en el tercer trimestre por los nuevos todocaminos de la marca de la estrella.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.