Eventos

El primer Porsche acaba en una subasta fallida con bronca

El Porsche Type 64 diseñado por Ferdinand Porsche y auspiciado por los nazis se iba a vender por unos 20 millones de dólares

Subasta del Porsche Type 64 / CAPTURA DE VÍDEO DE SEAN WINOGRAD

Subasta del Porsche Type 64 / CAPTURA DE VÍDEO DE SEAN WINOGRAD

Helena Martín

18.08.2019 11:56h

2 min

Cuando Ferdinand Porsche probó el modelo Type 64 poco podía imaginarse que el considerado por muchos como el pimer coche de la marca Porsche arrastraría tanta polémica 80 años después. La subasta del único ejemplar del octogenario deportivo generó una gran expectación en la Semana del Automóvil de Monterey (California), aunque resultó fallida en medio de una gran bronca de los cientos de coleccionistas de coches clasicos que acudieron a la cita.

La casa de subastas RM Sotheby's lleva meses preparando el ambiente explicando la historia del legendario Porsche Type 64. Se esperaba que el modelo saliera a subasta por un precio inicial de 20 millones de dólares envuelto en una polémica sobre sus orígenes, más de Volkswagen que de Porsche con la promoción del régimen nazi de Adolf Hitler justo antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Todo estaba preparado para presentar el Type 64 y el KdF-Wagen, el coche del pueble que dio origen al Volkswagen Beetle, en una travesía de Berlín a Roma, que no se llevó a cabo por el inicio de las hostilidades bélicas en Europa.

La subasta, una broma pesada

Finalmente, el Type 64 fue el primer automóvil en lucir la marca Porsche y se esperaba que batiera el récord alcanzado por un coche de la firma alemana en una subasta después de los 14 millones de dólares del modelo Porsche 917K de 1970. Pero la subasta del Porsche Type 64 fue una gran decepción para muchos aficionados a los coches clásicos que vieron como el evento se convirtió en una broma pesada.

Los 20 millones de precio de salida se convirtieron en 70 millones para la sorpresa de todo el público, que mostró su sorpresa e incluso abandonaron la sala en algunos casos. Finalmente, el conductor de la subasta atribuyó al cifra a un error al confundir la cifra con los 17 millones que parece que tenía apalabrados con un coleccionista. La subasta acabó como el rosario de la Aurora en medio de una gran confusión al no recibir ninguna oferta en la sala.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.