Eventos

Ferrari se enfrenta a Monza, el templo de la velocidad

El Podcast Técnica Fórmula 1 analiza el GP de Italia, que tiene lugar en territorio de los 'tifosi' y con la 'scuderia' en horas bajas

Mecánicos de Ferrari

Mecánicos de Ferrari

María Morales Rodrigo

02.09.2020 23:35h

4 min

Estamos en semana de Gran Premio de F1, esta vez otro de los grandes, de los esperados, de los históricos, el GP de Italia, en el mítico circuito de Monza. Así que los chicos del Podcast Técnica Fórmula 1 (con John René Montes, Abel Caro y Raúl Molina) nos hacen un análisis previo de lo que podemos encontrarnos en Territorio Tifosi. Además, en este segundo episodio de la semana, completan el análisis de la carrera de Bélgica, que comenzaron en el episodio anterior.

Y una de las cosas que destacan en su análisis no pertenece a la carrera en sí, sino a la retransmisión que de ella se hace, concretamente a la realización. En carreras como la de Bélgica, casi sentenciada en sus primeras plazas desde el principio, quizás la realización televisiva debiera centrarse en la parte media, donde realmente podríamos ver acción.

Neumáticos y rarezas en los equipos

Una vez más, la parrilla volvió a darse cuenta de que, aunque no pensaban usar las gomas duras en la carrera, podían ser la solución. Todo ello gracias a Gasly y al coche de seguridad que salió en la vuelta 11. El safety car fue provocado por un accidente de Giovinazzi, que perdió el coche, y que afectó también a Russell. Eso sí, a tener en cuenta que el halo, una vez más cumplió su objetivo: la rueda que perdió el coche de Giovinazzi se fue contra el coche de Russell, el halo le protegió, pero su monoplaza se fue contra los muros y allí acabó también su carrera.

Durante el safety car pararon casi todos los coches, pero Racing Point decidió dejar fuera a Pérez, que rodaba quinto. Una fatal estrategia para el piloto mexicano, que después de la carrera confesaría que tampoco entendió la estrategia de su equipo.

En el pasado no se confirmaba o rescindía el contrato de un piloto hasta que no acababa la temporada, para asegurarse de que así cumplía hasta el final y plenamente comprometido con el equipo. Hoy en día, con pilotos que lo dan todo por el equipo hasta el último día de temporada (miremos el caso de Ricciardo o Sainz, o antes, de Hulkenberg), los que no cumplen son los equipos. Como muestra, Ferrari o Racing Point, que parecen haber olvidado que tienen dos pilotos.

Por otra parte, poco más que comentar de una carrera en la que, tras la marcha del safety car en la vuelta 15 nos aburrimos tremendamente. Lo dicho, este espectáculo no merece perder una siesta de verano.

Monza, el templo de la velocidad

Pirelli ha elegido, para la carrera del fin de semana, los mismos compuestos del año pasado, el Blanco, el Amarillo y el Rojo. Son los neumáticos que se encuentran justo en medio de la gama que aporta el fabricante italiano a la F1.

Esta elección debería cubrir las distintas situaciones que pueden darse en una pista de las características de Monza: además de sus famosas rectas planas hay algunas secciones más lentas y técnicas, que se agregaron para tratar de contener el promedio de velocidad.

Monza, donde a esta alturas del año, finales de verano, suele hacer bastante calor, es una pista donde se ven velocidades máximas cercanas a los 360km/h. La carga aerodinámica de los coches es mínima, para evitar el drag en las rectas. Por ello, hay menos agarre aerodinámico en las curvas, circunstancia que debe compensarse con el agarre mecánico de los neumáticos. Esto los hace más susceptibles al deslizamiento, aumentando el desgaste.

Otra circunstancia que podría darse es que la meteorología no fuese cálida. Entonces, las largas rectas enfriarían los neumáticos, que no estarían preparados para las siguientes curvas.

Posibles estrategias en Italia

El año pasado la carrera se ganó con una estrategia a una parada. El vencedor fue Charles Leclerc, que ganó en casa para regocijo de los tifosi. El piloto monegasco partió desde la pole y siguió una estrategia de blandos - duros, mientras que el resto se decidió por los blandos - medios.

Lewis Hamilton paró dos veces y se quedó a menos de un segundo de Leclerc, así que es posible que con una estrategia alternativa haya posibilidades de vencer la carrera.

El récord en Monza lo tiene Kimi Raikkonen, que en la clasificación, con Ferrari hace dos años, logró un tiempo de 1m 19.119s.

Para los que vemos la competición con horario de Madrid, podremos disfrutar el viernes de las sesiones de libres a las 11h y a las 15h. El sábado podremos ver la tercera sesión de entrenamientos alas 12h y la clasificación a las 15h. Y el domingo podremos ver la carrera a partir de las 15:10h.

Hoy destacamos