Tendencias

Baidu se alía con Volvo para liderar el coche autónomo

El Google chino quiere extender su plataforma de conducción autónoma frente a Google, Tesla y Uber

Coche autónomo de Baidu

Toni Fuentes

01.11.2018 13:06h

2 min

El futuro del coche autónomo se decide hoy con movimientos empresariales de gran calado. El último es la alianza anunciada por Volvo con Baidu, el Google de China. Volvo y Baidu desarrollarán connjuntamente la tecnología necesaria para que el mercado de los vehículos de conducción autónoma despegue en los próximos años, especialente en China.

El acuerdo presentado por ambas compañías prevé el intercambio de los conocimientos acumulados por Volvo y Baidu en la carrera por poner en la calle sus coches autónomos lo antes posible para arrancar con ventaja en el nuevo mercado. La alianza se ha marcado como objetivo la "fabricación en masa de automóviles totalmente eléctricos y autónomos" para conquistar la porción más grande posible de un pastel que será de 33 millones de vehículos en todo el mundo y de 14,5 millones en China, según la consultora IHS Markit. 

El acuerdo tiene más trascendencia de la que aparente a simple vista puesto que supone un paso importante en la pugna mundial por liderar la tecnología del coche autónomo. Baidu tomó la decisión en 2017 de abrir su plataforma Apollo a las empresas interesadas y, desde entonces, ha firmado acuerdos con BMW y Ford para implementar su tecnología. Otras marcas intentan buscar otros aliados para el mercado chino, como demuestra el acuerdo de Renault Nissan Mitsubishi con WeRide.

Pugna con Google, Tesla y Uber

Sin embargo, el acuerdo de Baidu con Volvo tiene más calado puesto que prevé el intercambio de las tecnologías desarrolladas por cada empresa aprovechando que la plataforma que utiliza la marca sueca de coches es compatible con la de la firma de internet. Además, el propietario de Volvo es el fabricante chino de automóviles Geely, que ya había hecho aproximaciones a Baidu.

Los principales rivales de Baidu en el desarrollo de la plataforma tecnológica que controla los coches autónomos son Goggle, a través de su filial Waymo, Tesla y Uber, aunque esta última busca aliarse con alguno de los gigantes tecnológicos. En esta carrera, los fabricantes de automóviles a menudo juegan con varios socios como Volvo, que tiene un acuerdo para suministrar 24.000 coches XC90 a Uber para su flota de robotaxis.

"Con Baidu, damos un gran paso adelante en la comercialización de nuestros coches autónomos compatibles, basados ​​en la tecnología de seguridad líder en la industria de Volvo", ha  manifestado Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado de Volvo Cars a través de un comunicado de la marca. 

La última propuesta futurista de coche autónomo de Volvo consistía en un vehículo con una disposición interior flexible que permitía adaptar la configuración como sala de estar o incluso como dormitorio.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.