Tendencias

La gran batalla de los pequeños SUV

2C1C769B-281B-44DE-8440-807A3A206012

2C1C769B-281B-44DE-8440-807A3A206012

Redacción

20.10.2017 09:22h

2 min
El virus SUV se extiende, es imparable. El segmento de los coches pequeños ha sido uno de los últimos que ha inoculado el virus de los todocaminos, que se está convirtiendo en otro frente de la guerra entre las marcas por vender nuevas sensaciones con nuevos modelos a los consumidores que antes se conformaban con un utilitario. Es una oportunidad en bandeja para las empresas de buscar una mejora de su margen de beneficio.
  • MODELOS RECIÉN LLEGADOS
En pocos meses pasaremos de un segmento de mercado en el que había poca competencia entre unos pocos pioneros a ser un campo de batalla al que están entrando casi todas las marcas en busca de más ventas y de una mayor rentabilidad. Los últimos en llegar han sido el Seat Arona, el Hyundai Kona (en la foto de este artículo) y el Citroën C3 Aircross , unas apuestas competitivas por equipamiento y precio que han generado expectación entre la prensa especializada del motor.
  • EXPECTATIVAS DE VENTAS
Hace unas semanas, el presidente de Seat, Luca de Meo, subrayaba en el Salón de Frankfurt el gran crecimiento del segmento en el que ahora entra la marca con un SUV derivado del Ibiza que se produce también en la misma línea de montaje de la fábrica de Martorell. Esta vez, Seat tiene además otra ventaja al no haber sido la última marca en lanzar su apuesta, tal como le ha ocurrido en el caso del segmento superior de los SUV compactos en el que a final del 2016 lanzó el Ateca. El Hyundai Kona no es un SUV más en la gama de la marca coreana, sino "un importante hito" para convertirse en el primer fabricante asiático en Europa para lo que necesita un modelo de un volumen importante de unidades. En el mismo segmento competirán con otros modelos más veteranos como el Renault Captur, Fiat 500 X, Mazda CX 3 o el Peugeot 2008.
  • MÁS INGRESOS Y BENEFICIO
El potencial de mejora de ingresos y rentabilidad que supone la reconversión de los utilitarios en crossover es claro. Como ejemplo podemos poner el Renault Captur, que tiene un precio inicial sin descuentos de 15.750 euros frente a los 13.000 euros de precio básico del Renault Clio, el modelo que le sirve de base. En el caso del Arona sucederá algo similar con el posicionamiento de precios en relación con el Ibiza. Su hermano mayor Ateca fue una de las claves de que Seat volviera a los beneficios en el 2016.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.