Tendencias

Radares, cámaras y ahora 'big data' para controlar los coches

img_0222-3.jpg

img_0222-3.jpg

Redacción

19.12.2016 08:21h

2 min
Cuando recibes en casa una carta con una foto en que aparece tu coche e incluso tu silueta en el interior porque te han pillado in fraganti superando el límite de velocidad, puede provocar varias reacciones. Además de la rabia por tener que pagar una multa, a mi me causa una sensación de estar cada vez más controlado. Los radares y las cámaras son solo el principio del Gran Hermano que se avecina en el que nuestros vehículos estarán monitorizados incluso cuando están aparcados en el parking.
CONTROL DEL TRÁFICO A TRAVÉS DEL TELÉFONO
Cuando se habla de Smart City o de las restricciones al tráfico en las grandes ciudades para reducir los niveles de contaminación, detrás hay una potente tecnología que permite a las autoridades y a las empresas especializadas controlar todos los movimientos y automatizar la monitorización del tráfico. Una de esas empresas especializadas me comentaba cómo es posible controlar los coches, por ejemplo, a través de la señal de los teléfonos móviles de los conductores a través de un rastreo. ¨Nuestro objetivo no es saber quién va en ese coche, sino gestionar los movimientos de vehículos y estudiar el comportamiento de los usuarios en sus desplazamientos", indicaba el directivo de una de esas empresas con una tecnología que podría formar parte de los servicios secretos de los estados, si es que yo no tienen sistemas similares. Teniendo en cuenta que esa tendencia es imparable porque la tecnología permite ese Big Brother y porque los ayuntamientos necesitan esos sistemas para poner barreras invisibles, algunas empresas como Seat y el grupo Volkswagen han optado por anticiparse y establecer un centro de investigación en Barcelona que proveerá al municipio de 'know how' en ¨gestión digital del tráfico y sistemas de monitorización de vehículos¨.
SEAT SE ANTICIPA CON UN CENTRO EN BARCELONA
El nuevo Metrópolis: Lab Barcelona, el sexto centro de investigación del grupo en todo el mundo, estará especializado en la tecnología móvil y el 'big data' para gestionar la nueva movilidad del futuro. Con el acuerdo firmado con el Ayuntamiento de Barcelona, el presidente de Seat, Luca de Meo, se garantiza un socio potente y un aliado para el nuevo centro, así como poder incidir en el diseño de las políticas de movilidad o, al menos, en su implantación técnica. Sin embargo, está claro que la movilidad del futuro es una tarea mucho más global en la que tienen que participar todos los agentes implicados. Por eso, la plataforma Live de impulso al vehículo ecológico de Barcelona puede convertirse en en foro natural para debatir esos cambios. Ahí también están empresas decisivas en el entorno metropolitano como Nissan. Habría que incorporar una larga lista de 'start ups' que están surgiendo alrededor de los servicios de la movilidad.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.