Tendencias

Un nuevo helicóptero de los Mossos perseguirá infracciones de tráfico

La Policía catalana aumenta un 12,5% las denuncias de conductores en verano, que registró seis víctimas mortales menos

Helicóptero de los Mossos sobrevolando Barcelona en enero.

Helicóptero de los Mossos sobrevolando Barcelona en enero.

Pau Rodríguez

20.09.2019 12:09h

2 min

Los conductores que circulen por las carreteras de Cataluña a partir de octubre estarán más vigilados. Los Mossos sumarán otro helicóptero a los medios de los que disponen para perseguir a los infractores después de un verano en el que hubo más accidentes mortales aunque con menos víctimas mortales en su conjunto. 

El 'conseller' de Interior, Miquel Buch, ha anunciado la puesta en marcha del nuevo helicóptero del Servei Català de Trànsit a partir de octubre con el objetivo de perseguir especialmente las conductas temerarias y a los conductores reincidentes en infracciones. "Hay que perseguirlo y endurecer las sanciones. No podemos permitir estas conductas incívicas o poco tolerantes", ha destacado el responsable de los Mossos d'Esquadra.

El nuevo helicóptero se sumará al que desde enero ha vuelto a sobrevolar las carreteras catalanas después de sufrir un periodo de inactividad por un pleito relacionado con la adjudicación del contrato de servicio. La aeronave dispone de un nuevo sistema de cámaras mucho más preciso y geolocalizado que permite llevar a cabo controles de velocidad de tramo desde el aire.

La opinión de la piloto

La piloto del helicóptero destacaba recientemente, en una entrevista publicada en la revista Infotrànsit de Interior, la utilidad social de los vuelos. "La gente no es consciente -asegura- que el helicóptero de tráfico salva vidas. Aunque sea solo por el efecto disuasorio de saber que hay un helicóptero que está volando, que está controlando las carreteras. La gente se lo piensa dos veces antes de cometer una infracción. Desgraciadamente se necesita un elemento disuasorio, como los radares o el helicóptero que sobrevuela las carreteras".

Las infracciones más frecuentes detectadas por el helicóptero incluyen circular sin el cinturón de seguridad, la utilización indebida del móvil, adelantamientos o circulación por el arcén.  

En el pasado verano, las carreteras catalanas han registrado 50 muertes en accidentes de tráfico, lo que supone un descenso de seis víctimas, aunque el número de accidentes mortales subió un 4,5% y llegó a 46 siniestros. 

Infractores reincidentes

Los Mossos impusieron un 12,5% más de denuncias por infracciones, de las que la gran mayoría fueron por velocidad excesiva (55.234), seguidas por las alcohol y drogas (3.550), por no llevar casco o cinturón (2.245) y distracciones (3.788). Además, la Policía catalana ha denunciado penalmente a 1.167 por delitos contra la seguridad vial, lo que supone 74 más que el año anterior.

Entre las principales preocupaciones de los Mossos se encuentran los 22.209 conductores reincidentes en infracciones, especialmente en excesos de velocidad. 

 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.