Tendencias

El hidrógeno contraataca frente al vehículo eléctrico

Las empresas involucradas pretenden que el coche de hidrógeno no quede relegado por sus rivales de baterías

Hyundai Nexo, modelo de pila de combustible de hidrógeno

Hyundai Nexo, modelo de pila de combustible de hidrógeno

Redacción Coche Global

18.01.2017 02:14h

2 min

Al igual que en la saga Star Wars hay un capítulo titulado 'El imperio contraataca', en la movilidad del futuro también hay un episodio similar. Un total de 13 multinacionales del automóvil y del sector químico y energético se han unido en una alianza a favor del coche de hidrógeno y contraatacar así al vehículo eléctrico.

El hidrógeno no quiere ser el sistema beta del automóvil

El Consejo del Hidrógeno ha nacido en el marco del Foro Económico de Davos con el propósito de situar la tecnología de la pila de combustible "entre las soluciones clave de la transición energética". En otras palabras, que las empresas involucradas pretenden que el coche de hidrógeno no quede relegado por sus rivales de baterías a la gran solución para la movilidad sin emisiones de gases que pudo haber sido y no fue. Como el sistema Beta frente al VHS, que se impuso a pesar de que no era la mejor tecnología de vídeo.

Los fabricantes de automóviles y motos promotores del Consejo del Hidrógeno son Toyota, Hyundai, Honda, Daimler, BMW y Kawasaki, junto a las químicas y energéticas Air Liquide, Alstom, Anglo American, Engie, Shell, Linde y Total. Se han propuesto aumentar sus inversiones en el desarrollo de la movilidad basada en el hidrógeno, que ahora suman unos 1.400 anuales.

Las ventajas del hidrógeno frente a las baterías

El principal artífice del contraataque de los hidrogenistas es la japonesa Toyota, que no renuncia a su apuesta por la pila de combustible aunque hace unos meses tuvo que reconocer que también tiene que contar con coches eléctricos además de híbridos. "No podemos hacerlo solos", dicen los miembros del Consejo del Hidrógeno para pedir a los gobiernos políticas de apoyo a la tecnología. El hidrógeno tiene muchas ventajas como la facilidad del repostaje, que permite llenar el depósito en unos minutos, de hecho en menos tiempo que con gasolina.

Además permite más autonomía que los coches de baterías. Países como Alemania disponen de una amplia red de gasolineras con surtidores de hidrógeno. En cambio, requiere construir costosas plantas para comprimir el hidrógeno y enviarlo a la red de canalizaciones. Esa es la razón por la que el hidrógeno contraataca frente al vehículo eléctrico en una nueva alianza.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.