Tendencias

El coche gana al transporte público. ¿Es gratis el aparcamiento?

Barcelona y Madrid ofrecen algunas ventajas para favorecer la movilidad privada durante el estado de alarma

Control de Mossos d'Esquadra a la entrada de Barcelona / MOSSOS

Control de Mossos d'Esquadra a la entrada de Barcelona / MOSSOS

Pau Rodríguez

15.04.2020 00:10h

4 min

El coche está ganando al transporte público en la vuelta al trabajo de algunas empresas. Mientras que la utilización del metro, el bus y el tren baja, aumentan los accesos a las ciudades en turismo privado. Algunos ayuntamientos ofrecen facilidades de aparcamiento y de servicios a los vehículos, aunque la pregunta que se hacen muchos conductores es si el aparcamiento es gratuito debido a la crisis del coronavirus.

En el primer día laborable en Catalunya tras el levantamiento de algunas medidas de confinamiento que permiten a trabajadores de servicios no esenciales ir a trabajar, el tráfico en el área metropolitana de Barcelona ha subido más de un 50% hasta las 9.00 horas en comparación al martes de la semana pasada.

Así, en la salida el tráfico ha subido un 56,2% y en la entrada un 51,4% comparado con el pasado 7 de abril, cuando había un confinamiento más estricto por el coronavirus, ha informado el Servei Català de Transit (SCT). En relación a un martes normal de antes de que hubiera confinamiento, el tráfico en la salida ha bajado un 57,2% y en la entrada un 59,6%.

Más movilidad privada

En cambio, la ocupación del Metro de Barcelona este martes ha descendido un 6% respecto al martes 24 de marzo, cuando había el mismo nivel de restricción. En un comunicado, Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha informado de que este martes "se está desarrollando con normalidad y una baja afluencia de pasaje", y se ha registrado en el Metro un 81% menos de validaciones que el martes posterior a la Semana Santa del 2019.

Además, en los autobuses el nivel de ocupación también es similar al de la semana de finales de marzo y "no se han registrado incidencias". Este martes la red de Metro ha puesto en circulación el 60% de los trenes, con picos de hasta el 75% en las franjas y líneas de mayor demanda, y en la red de autobuses el servicio llegará hasta el 50% de un laborable.

Durante la Semana Santa la demanda de transporte público ha sido baja: este lunes en el acumulado del día se registraron un 91% menos de validaciones en el Metro y un 94% menos a los autobuses en comparación con el Lunes de Pascua del año pasado.

La concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Rosa Alarcón, ha pedido a aquellos que se desplacen que lo hagan de la forma más individual posible, a pie o por medios individuales --sostenibles cuando sea posible--, y ha pedido a los usuarios de transporte público que "mantengan la distancia de seguridad y extremen la higiene", mientras que lo ha desaconsejado para los grupos de riesgo y para quienes hayan tenido coronavirus.

 

Problema de aparcamiento

Las recomendaciones de la concejal concuerdan con las peticiones que también hizo el Gobierno central a los ciudadanos de que se desplacen medieta el coche privado como alternativa más segura para evitar el contago del Covid-19. A pesar del aumento del tráfico, los accesos a Barcelona y Madrid no tienen nada que ver todavía con las retenciones habituales en las horas punta. 

Aunque haya más fluidez en las entradas y salidas de las ciudades, el principal problema que se encuentran los automovilistas es el del aparcamiento, tanto por su escasez como por su precio prohibitivo.Teniendo en cuenta que se mantiene el confinamiento general, con algunas excepciones, hay muchos coches de residentes estacionados en calles y aparcamientos de las ciudades, 

El precio del aparcamiento para una jornada laboral puede superar los 15 euros en los aparcamientos subterráneos, que siguen cobrando las mismas tarifas incluso en el caso de la empresa con participación municipal B:SM de Barcelona. Los más afortunados son los trabajadores de centros sanitarios, que pueden aparcar gratis.

Ambigüedad en Barcelona

Queda la alternativa del aparcamiento en la calle en las plazas reguladas y explotadas por los ayuntamientos. En el caso de Barcelona, existe una ambigüedad por parte del Ayuntamiento. En la página web de movilidad del Ayuntamiento, se indica que no se puede aparcar de forma grauita en la zona azul o verde ya que "siempe que puedas tienes que pagar, ya que no es gratuita". "Si tienes la app Smou o un parquímetro cerca, es necesario que abones el estacionamiento".

Pero a continuación abre una excepción plena de confusión: "A pesar de ello, si no tienes medios para pagar el estacionamiento o sacar el tiquet, tienes que saber que mientras esté en vigor la situación de estado de alarma no se te sancionará". 

Además, la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona ha quedado en suspenso, por lo que los vehículos sin etiqueta ambiental de la DGT pueden seguir accediendo libremente a la ciudad sin recibir una sanción. 

En Madrid, es gratuito aparcar en las calles debido a la suspensión temporal durante el estado de alarma de la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.