Miscelánea

Cómo conseguir la titularidad del coche de una persona fallecida

Es importante seguir los trámites legales adecuados para evitar problemas cuando fallece el dueño de un coche

Tramitando un cambio de titularidad

Tramitando un cambio de titularidad

10.09.2019 10:40h

2 min

Es necesario actualizar la titularidad de los vehículos cuando fallece el dueño. Las gestiones para realizar un cambio de titularidad coche fallecido, aunque parezcan sencillas, requieren algunos trámites para poder completarlo de forma totalmente legal.

Lo adecuado es cambiar la titularidad del coche a la persona que lo vaya a usar después de que fallezca el titular. A veces, sucede que no hay un dueño definitivo, por lo que es importante hacer un cambio de titular a uno de los familiares cercanos, siempre que en el testamento no quede estipulado su prohibición y el resto de las personas herederas muestren su acuerdo.

Procedimiento para realizar el cambio de titularidad del coche de un fallecido

Una vez que la herencia se ha repartido y un familiar hereda el coche del fallecido, el heredero tiene que reunir una documentación específica para presentarla, primero en la Delegación Local de Hacienda, y, después, en la Jefatura Provincial de Tráfico, con el objetivo de proceder al cambio de titularidad del coche. Estos son los documentos que debe recopilar:

  • Documentación del coche heredado, es decir, original y copia del permiso de circulación y la ficha técnica.
  • ITV  (Inspección Técnica de Vehículos) en vigor.
  • DNI del familiar heredero.
  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (modelo 620). Este documento se puede adquirir en la propia delegación de Hacienda. El importe a pagar es el 4% de la valoración del coche, realizada por la Consejería de Hacienda dependiendo del modelo y del año de matriculación.
  • Copia del Impuesto Municipal sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).
  • Pago de la tasa de la Jefatura de Tráfico para realizar cambio de titularidad.
  • Documento de Solicitud de Transmisión de Vehículo (de la DGT). En este debe aparecer que la transmisión del coche se ha realizado por herencia.

A dónde ir

Cuando se hayan reunido todos estos documentos, el heredero debe acudir a dos lugares:

  1. Delegación de Hacienda: primero debe abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (modelo 620). El personal calcula el importe que el futuro titular debe pagar.
  2. Jefatura Provincial de Tráfico: aquí se debe presentar la documentación reunida y pagar las tasas de Transmisión de Vehículos. Para realizar el cambio de titularidad en Tráfico, se debe adjuntar un certificado de las últimas voluntades del fallecido con el testamento. También sirve la declaración de herederos o un documento en el que se certifique la adjudicación del vehículo y el pago justificado o la exención del Impuesto sobre Sucesiones.

Si te encuentras en esta situación y necesitas hacer este tipo de cambio de titularidad, Transferencias Imposibles te ayudará en todo el proceso para que no des ningún paso en falso y no pierdas tiempo.

--

Contenido patrocinado

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.