Mercado

Renault Austral: probamos un SUV de nivel superior

La marca francesa ha dado un salto en muchos aspectos con este nuevo SUV que releva al Kadjar y también se fabrica en Palencia

Nuevo Renault Austral. Prueba

Toni Fuentes

06.10.2022 00:00h

7 min

El nuevo Renault Austral es uno de esos coches que sorprenden. En general, para bien, aunque también tiene algunos puntos que pueden generar dudas. Nuestro primer contacto con el Renault Austral en una prueba de conducción de más de 300 kilómetros nos ha permitido comprobar que la marca francesa ha dado un salto en muchos aspectos con este nuevo SUV para el segmento C, el de los compactos, el más poblado de todos. A continuación desgranamos los pros y contras del nuevo Renault Austral en la prueba para la sección Car Review & Rating de Coche Global, acompañada de un vídeo en el que podéis ver el coche en acción.


Valoración Renault Austral: diseño, 8,2; interior, 9; motor, 8,9; conducción, 9; global, 8,77.


Una de las primeras dudas es en relación al nombre. Cuando habíamos aprendido a decir Kadjar, Renault cambia el modelo y el nombre por el de Austral. El Kadjar ha tenido una vida un tanto efímera, de solo siete años, una generación. Una vez hemos asumido el cambio, la primera impresión es que el Austral tiene poco que ver con el Kadjar. No estamos ante una evolución, sino ante una revolución a mejor. con un modelo desarrollado con mucho mimo y que también se produce en la planta de Renault de Palencia y que cuenta con motores y cajas de cambio de Valladolid y Palencia y muchos componentes 'Made in Spain'. 

Lo mejor y lo peor del Renault Austral

Renault habla de "estrategia de reconquista" del segmento de mercado de los SUV compactos, en el que hace unos meses dio un golpe de autoridad con el lanzamiento del todocamino coupé Arkana, que rápidamente se ha convertido en un pilar de la firma con más de 100.000 unidades comercializadas ya. El Austral viene a reforzar ese asalto en el competido terreno de juego que suma más ventas en España y en Europa. Entre sus competidores se encuentra el veterano pero renovado Nissan Qashqai, con el que comparte la plataforma CMF-CD de la Alianza Renault Nissan Mitsubishi así como muchos componentes. Los diseñadores han sabido, y podido gracias a la inversión de Renautt, dar su propio diseño y su personalidad al Austral para evitar la creación de un modelo clónico. 

Renault Austral E (E Tech Full Hybrid)

Renault Austral E (E Tech Full Hybrid)

El Austral es heredero de muchos elementos de diseño y tecnológicos que se han podido ver por primera vez en el nuevo Renault Mégane E-Tech 100% eléctrico. Su aspecto musculoso y deportivo y el aplomo así como lo que la marca denomina 'High Tech', es decir, un salto en el equipamiento digital, son rasgos de identidad comunes en los dos modelos.

Tanto en los acabados exteriores como en el refinado interior podemos ver el cuidado en los detalles que aplica Renault y los operarios de Palencia en su montaje. La primera impresión al acercarte y entrar en el Austral y ponerlo en circulación es la de un modelo que va más allá de lo previsible en un fabricante generalista como Renault. Es cierto que nosotros hemos probado la versión superior de toda la familia con el nuevo acabado Esprit Alpine, que refuerza todavía más su aire deportivo y de aspiración 'premium'. 

Montaje del Renault Austral en Palencia / RENAULT

Montaje del Renault Austral en Palencia / RENAULT

Inversión en Palencia

Entre las novedades del Austral en su aspecto también se incluye una pintura mate, o satinada en la denominación de Renault, acompañada de techo bitono de serie. Estas incorporaciones visualizan los frutos de la inversión de Renault en la línea de montaje del Austral en Palencia, en la que se han incorporado 400 nuevos robots que elevan el número de autómatas hasta 1.320 en total. En ese sentido, el Austral también supone un salto en la apuesta industrial de la marca en España y el primer fruto del nuevo plan de la compañía para Palencia, Valladolid y Sevilla, tal como destaca José Vicente de los Mozos, presidente de Renault España. 

El nuevo todocamino de Renault se dirige a los usuarios de primero o segundo curso de electrificación, los que quieren evitar, por ahora, tener que enchufar su vehículo. Llama la atención que la marca francesa no prevé por ahora lanzar una versión híbrida enchufable del Austral, ni tampoco 100% eléctrica, a la espera de cómo evolucione la demanda en el mercado. "Tenemos la tecnología y estamos preparados para aplicarla si vemos que es necesaria", indicó Olivier Brosse, director de Ingeniería de Renault en la presentación del modelo a la prensa española. 

De momento, el Austral llega a España con tres motorizaciones de hibridación no enchufable, ninguna diésel. La más novedosa es la evolución en el formato E-Tech Full Hybrid con 200 CV que combina un motor de gasolina 1.2 de tres cilindros con turbocompresor asociado a un motor eléctrico impulsado por una batería de iones de litio más grande que la anterior, hasta 2 kWh y 400 voltios, y una caja de velocidades de hasta 7 marchas (dos en modo eléctrico y cinco en gasolina). Esta evolución de la tecnología híbrida de Renault se visibiliza la una letra E anexada tras la palabra Austral y con color azul que puede llevar al equívoco de leer 'Australe'. Además, puede llevar a pensar a algunos que se trata de un turismo eléctrico. 

Llantas de 20 pulgadas del Renault Austral

Llantas de 20 pulgadas del Renault Austral

Prestaciones de un deportivo

El Asutral también se vende con versiones Mild Hybrid de 140 CV y 160 CV que combinan un motor de gasolina de 1.3 litros con turbocompresor de inyección directa (desarrollado conjuntamente con Daimler) y un alternador como motor de arranque y una batería de 12 voltios.

La versión que hemos probado es la superior y más novedosa de 200 CV, que tiene unas prestaciones y una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 5,6 segundos dignas de un deportivo compacto pero en un vehículo con más volumen y mas peso (unos 1.400 kilos). Durante nuestra prueba de conducción, el Austral E-Tech Full Hybrid daba una respuesta casi siempre holgada, con la excepción del modo eco, en el que se sacrifica potencia a cambio de gastar solo algo mas que un mechero. 

Según la marca, el coche está homologado con un consumo medio de 4,5 litros a los 100 kilómetros, aunque ya se sabe que en la práctica es casi imposible lograr los valores de las pruebas de homologación. En nuestro recorrido de más de 300 kilómetros en una ruta principalmente por carreteras secundarias, montaña y algo de autopistas, el consumo del Austral fue de 5,8 litros, un valor mejor incluso que el de algunos SUV con motor diésel. De hecho, su autonomía se aproxima a la de un todocamino con motor de gasóleo, pero con un ahorro de carburante de hasta el 40%, según la marca.  

Un francés muy alemán

El Austral sorprende también en su comportamiento dinámico. Gracias a un chasis más rígido y a unas suspensiones adaptadas, la conducción está dominada por la deportividad. El nuevo modelo rompe algunos tópicos y prejuicios sobre la suspensión blanda de los coches franceses. En este caso, el Austral tiene una suspensión y un tacto de conducción más próximo al estilo alemán. 

La mejora en el chasis también se aprecia en una reducción drástica del desagradable bamboleo gracias a una mejora en la estabilidad en las curvas. A esa mejora contribuye también la adaptación en este SUV del sistema de las ruedas traseras direccionales (hasta ahora reservado a modelos de gama superior) con un margen de movimiento de cinco grados para ayudar en las maniobras de giro y en la estabilidad en las curvas. En curvas rápidas y cerradas, da la sensación de que el culo del coche acompaña el giro, aunque siempre con percepción de control. Lo mismo se puede decir de maniobras de giros cerrados a baja velocidad, que reduce el radio necesario a valores similares a los de un utilitario como el Clio. El Austral gira con una sola maniobra en espacios en los que el Kadjar necesita de dos maniobras, a pesar de que el nuevo modelo es más largo (4,510 metros frente a 4,450 del Kadjar).  

Precios del Austral

En el interior, el Renault Austral opta por adoptar una posición de conducción elevada y del tipo piloto, con una consola central alta y dos pantallas de 12 pulgadas, una horizontal a modo de cokpit y otra vertical desde la que se controla el coche (con algunos botones físicos para nostálgicos). Además del obligado reposabrazos, el SUV cuenta con un original reposamano deslizable que resulta de lo más práctico para manipular con estabilidad la pantalla táctil. Su equipamiento va más allá que el del nuevo Mégane eléctrico al incluir hasta 30 sistemas de ayuda a la conducción

En las primeras semanas de apertura de pedidos en España, la opción más elegida es la del motor E-Tech Full Hybrid, según explica Sebastien Guigues, director de Renault España. que destaca la exención del impuesto de matriculación al emitir 102 gramos de CO2. Los precios parten en 30.900 euros para la versión Mild Hybrid de 140 CV y van hasta los 43.600 de la E-Tech Full Hybrid de 200 CV Esprit Alpine. El precio en la parte alta de la horquilla se iguala con las versiones híbridas enchufables de algunos competidores, lo que puede ser un ´handicap para algunos usuarios dudosos. Ya se verá.    

Hoy destacamos