Mercado

Cuando el navegador GPS te lleva a una ratonera

Una chica ha muerto en Cataluña porque se metió en un torrente que el GPS le decía que tenía que atravesar

Imagen de un navegador de GPS dentro de un vehículo en Barcelona

Imagen de un navegador de GPS dentro de un vehículo en Barcelona

Redacción Coche Global

29.11.2016 10:21h

2 min

Que levante la mano quien no se haya peleado alguna vez con el navegador GPS porque le ha llevado a una ratonera. A mí me ha pasado. A veces, el navegador del coche o el del teléfono móvil te lleva por caminos desconocidos y también intransitables. Y si no que se lo digan a la familia de la chica que ha muerto en Cataluña porque se metió en un torrente que el GPS le decía que tenía que atravesar. He hecho la prueba en Google Maps y la aplicación de Mapas de Apple y en ambos casos me proponen la misma ruta que siguió la joven fallecida para desplazarse de Sant Joan Despí a Sant Llorens d'Hortons. En las opciones de configuración solo aparece la posibilidad de evitar peajes, ferris o autopistas. En otros navegadores existe la posibilidad de ruta rápida, corta o semidinámica o mixta. ¿Son suficientes esas opciones o habría que introducir más combinaciones o matices?

Más sentido común

Está claro que los navegadores tienen muchas ventajas y son muy útiles, a pesar de que los GPS no han desarrollado todo su potencial. Pero por muchas advertencias que dé el navegador GPS o las múltiples app del 'smartphone' de que el conductor tiene que estar pendiente de la carretera, hemos llegado a un nivel de dependencia de esos sistemas que en ocasiones nos podemos fiar de ellos en exceso y acabar en calles, carreteras, caminos, pistas forestales, rieras o cruces prohibidos o no recomendables. Tampoco iría mal un poco de sentido común en caso de duda para no seguir adelante cuando vemos la ratonera delante de nuestras narices.

Eso es también lo que pedía el 'conseller' de Interior, Jordi Jané, cuando recomendaba no fiarse al 100% de los navegadores GPS y de las rutas que nos proponen, especialmente en zonas rurales y montañosas, en las que es frecuente que los forasteros se pierdan por caminos imposibles. Y tampoco iría mal que Google, Apple, Tomtom, Garmin y el resto de empresas que ofrecen sistemas de navegación afinaran la forma de elaborar las rutas. Para ir un poco más allá, os recomiendo echar un vistazo a páginas como la de Carvalza para sacar más provecho de los navegadores y el informe de la OCU sobre los GPS.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.