Industria

Toyota y Mazda invierten 2.000 millones en una planta en EEUU

Las dos compañías japonesas aumentan sus previsiones de inversión en una planta en Alabama que tendrá 4.000 empleos

Nuevo Mazda eléctrico MX 30

Nuevo Mazda eléctrico MX 30

Redacción Coche Global

14.08.2020 00:22h

2 min

Las multinacionales japonesas Toyota y Mazda se han aliado para construir y compartir una nueva fábrica de vehículos en Estados Unidos. Las dos compañías han anunciado una inversión de 2.300 millones de dólares (1.948 millones de euros) en una nueva factoría en Alabama, lo que supone un aumento del gasto en relación con sus planes iniciales. 

Toyota y Mazda han anunciado que esperan que las instalaciones comiencen la producción de vehículos en 2021. La planta tendrá una capacidad para producir 300.000 vehículos que se repartirán a partes iguales entre las dos marcas japonesas. Mazda centrará la producción en modelos SUV mientras que Toyota prevé ensamblar turismos deportivos. 

El incremento de los planes de inversión generará para las dos compañías unas ayudas fiscales adicionales de 97 millones de dólares (87 millones de euros). Los gobiernos estatales y locales de Alabama proporcionaron anteriormente 592 millones de euros en incentivos fiscales. Las empresas dijeron que la mayor inversión permitirá incorporar en el proyecto "mejoras de la línea de producción realizadas para optimizar los procesos de fabricación".

4.000 empleados

La planta supondrá la contratación de hasta 4.000 trabajadores, de los que ya se han incorporado unos 600 empleados. "El creciente compromiso de Mazda y Toyota con el desarrollo de esta planta de fabricación reitera su creencia en el futuro de la fabricación en Estados Unidos y la posibilidad de que el estado de Alabama sea un líder económico a raíz de un cambio económico sin precedentes", dijo el gobernador de Alabama, Kay Ivey.

Las compañías dijeron que el revestimiento de la planta y las canalizaciones se encuentran en un nivel de finalización del 75% al 100%. 

Las empresas japonesas se enfrentan al riesgo potencial de un incremento de los aranceles por la venta de coches exportados desde Japón, una posibilidad que todavía tiene sobre la mesa Donald Trump. Japón exportó 1,7 millones de vehículos el año pasado a Estados Unidos, lo que supone alrededor del 10% del mercado estadounidense.

Hoy destacamos