Industria

Nissan opta por prorrogar el convenio de Barcelona a la espera de otro modelo nuevo

Furgoneta eléctrica Nissan e-NV200 que se fabrica en Barcelona

Furgoneta eléctrica Nissan e-NV200 que se fabrica en Barcelona

Redacción

12.06.2018 18:19h

4 min
La fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona ha entrado en una situación de 'stand by' a la espera de que la multinacional asigne otro modelo a la planta. La dirección de Nissan ha anunciado hoy que enfoca la negociación del nuevo convenio colectivo como "una prórroga" del actual, con lo cual aleja por ahora la pretensión de nuevos recortes laborales en la plantilla de Barcelona. En la primera reunión de negociación del nuevo convenio colectivo, que tiene que sustituir al que ya ha vencido en el plazo inicialmente establecido, la dirección de Nissan Motor Ibérica "ha acordado con la representación de los trabajadores enfocar esta negociación hacia una prórroga del actual XXIII convenio colectivo de los centros de Zona Franca y Montcada". La compañía que dirige Alan Johnson añade que con la posibilidad de extensión del convenio colectivo "se iniciará un marco de continuidad para potenciar todos los elementos que contribuyan y ayuden a mejorar la competitividad de la planta".
  • Prórroga de un convenio con moderación salarial para Nissan

De hecho, el convenio colectivo que la multinacional quiere prorrogar para los 4.000 empleados de Barcelona y Montcada i Reixac comportó una dura negociación en 2016 que acabó con un pacto de moderación salarial con una subida de los sueldos de un 1% consolidable en tabla y otro 0,3% no consolidable para el ejercicio de abril de 2016 a marzo de 2017, y una mejora del 0,6% consolidada y otro 0,5% en una paga para el último año fiscal, que acabó en marzo de este año. Con la prórroga sin modificación, los sueldos se mantendrían congelados en el nivel en el que se quedaron tras la subida del último año.
  • Sigen-USOC, CCOO y UGT piden una subida salarial igual a la inflación en Nissan

Pero los sindicatos Sigen-USOCCCOO y UGT han advertido de que pondrán como condición para llevar a cabo la prórroga que quiere Nissan "una subida salarial acorde con la subida de los precios", una condición que se puede convertir en uno de los elementos principales de negociación. "Si la propuesta de la dirección no va en esa línea no tendremos problemas en abrir la vía de negociación de un convenio colectivo al uso", avisan los tres sindicatos en un comunicado conjunto. La dirección de Nissan justificó ante el comité su intención de prorrogar el convenio ante la adecuación pendiente a la nueva normativa de la planta de pintura y por la necesidad de presentar un plan industrial "de cara a la asignación de nuevos productos que se producirá a finales de año".
  • Sueldos un 38,5% más bajos para las nuevas contrataciones en Nissan Barcelona

Además, el convenio colectivo que ahora se quiere prorrogar incluye una serie de medidas para reducir los costes laborales y aumentar la flexibilidad para trabajar jornadas adicionales que apenas de han utilizado durante este periodo. El pacto prevé unos sueldos más bajos para las nuevas incorporaciones con una escala que de un 38,5% menos en el primer año de trabajo hasta el 80% en el quinto ejercicio a cambio de dedicar el porcentaje de jornada equivalente a formación. La dirección de Nissan Motor Ibérica y los sindicatos presentes en la negociación han acordado un calendario de reuniones a partir de ahora aunque con el horizonte de la prórroga. La factoría se encuentra en estos momentos en un momento delicado debido a una producción por debajo de las previsiones y al cese de fabricación de dos modelos, el turismo compacto Pulsar y la versión de pasajeros de la furgoneta NV200.
  • Los sindicatos reclaman un modelo nuevo para Nissan Barcelona

El inicio de producción de la nueva generación de la furgoneta eléctrica e-NV200 y de las versiones de la 'pick up' Navara para Mercedes y Renault ha sido insuficiente por ahora para paliar un excedente de plantilla que la dirección cuantifica en 100 empleados. La compañía ha planteado un plan de unas 150 prejubilaciones y bajas incentivadas para hacer frente al bache de producción, del que los sindicatos han exigido la información a la dirección. Los sindicatos han reclamado de forma reiterada la asignación de un nuevo modelo a la fábrica de Nissan de Barcelona para garantizar la viabilidad en el futuro.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.