Industria

La hora de los valientes contra el paro

Es el momento de los valientes que toman decisiones atrevidas para reactivar el consumo aletargado de los que sí pueden consumir

Redacción Coche Global

02.07.2012 08:37h

2 min

El último dato del paro ha confirmado la debilidad del mercado de trabajo en España. El habitual repunte del empleo propio de la temporada de verano se ha quedado este año en poco más que una brisa: unos 135.000 parados menos de abril a junio frente a 211.000 en los mismos meses del 2011. Lo vistan como lo vistan, el empleo sigue agarrotado con el riesgo nuevamente de volver a caer tras el verano.

Después de cuatro años de una crisis devastadora que ha arrasado tres millones de puestos de trabajo, es hora de poner freno. Para eso, no basta con lanzar mensajes de complicidad con la necesidad de llevar a cabo medidas que estimulen el crecimiento económico. Hay que actuar.

Ahora que los líderes europeos han consensuado las grandes líneas de un plan de crecimiento, ya han aparecido algunos pioneros en España. Como el presidente de Cantabria, el popular Ignacio Diego, que en unos días pondrá en marcha por su cuenta y riesgo un plan Renove con una ayuda de 1.200 euros a los compradores de coches. En una comunidad que también se encuentra en apuros financieros que la han llevado a aplicar impopulares recortes presupuestarios, el Gobierno autonómico ha decido tomar la iniciativa y destinar 500.000 euros a pagar 300 euros por coche de la ayuda de 1.200.

Mientras tanto, el Gobierno central sigue sin rechistar el camino de ajustes marcado desde fuera. En un cajón tiene un plan Renove negociado con el sector automovilístico con una subvención que podría rondar los 1.800 euros o los 2.000 repartido entre las marcas y la Administración. Los fabricantes estiman que con un presupuesto de 200 millones se podrían vender unos 240.000 coches más.

Además de reactivar las ventas, el objetivo más importante es insuflar confianza. El consejero delegado de una marca de coches que quedarían fuera de las ayudas por su elevado precio y emisiones altas se mostraba hace poco como un forofo del nuevo Renove: "Aunque a nosotros no nos beneficiaría directamente, sí nos aportaría clientes que ahora están indecisos o retraídos por el efecto contagio del miedo al futuro de la economía". Es el momento de los valientes que toman decisiones atrevidas para reactivar el consumo aletargado de los que sí pueden consumir.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.