Industria

La automoción de China se reactiva tras vencer al coronavirus

Fabricantes de automóviles y de componentes reinician la producción en las plantas chinas y el país prepara ayudas al mercado

Inicio de producción de Polestar 2 en China / POLESTAR

Inicio de producción de Polestar 2 en China / POLESTAR

Pilar Aragón

25.03.2020 00:00h

2 min

La marca Polestar acaba de empezar la producción de nuevo modelo de coche eléctrico en su nueva factoría de China. según informó la empresa. En condiciones normales, este anuncio de la marca de Volvo merecería un espacio discreto entre toda la actualidad. Pero ahora, en plena epidemia de coronavirus en Europa, se ha convertido en un símbolo de la reactivación de la industria automovilística de China después de un parón de casi dos meses.

El consejero delegado de Polestar, Thomas Ingenlath, afirmó que la empresa ha iniciado la producción del Polestar 2 en un momento de "convulsión" por la crisis del coronavirus. "Comenzamos la producción en estas circunstancias complicadas, con un fuerte enfoque en la salud y la seguridad de nuestra gente. Este es un gran logro y el resultado de los grandes esfuerzos de la plantilla de la fábrica y del equipo que asegura la cadena de suministro", subrayó el directivo.

Estímulos a la venta de coches

El inicio de producción del Polestar 2 en China no es el único brote verde de la automoción del gigante asiático en contraste con la paralización casi absoluta de la producción de vehículos en Europa y Estados Unidos. Daimler ha reabierto su fábrica en China, donde la demanda de automóviles se está recuperando, según ha explicado el consejero delegado de la compañía, Ola Kallenius.

"La gran mayoría de nuestros concesionarios han reabierto, los clientes están regresando", dijo Kallenius a Handelsblatt . "Cada día más personas acuden a los concesionarios de automóviles. La demanda aumenta, lo que nos hace optimistas".

China ya está poniendo en marcha medidas de estímulo de la demanda para superar el profundo bache de los últimos meses por culpa del Coid-19. La ciudad de Pekín se plantea conceder ayudas por la renovación de los coches viejos y autorizar 100.000 licencias nuevas para comprar turismos. 

Reactivación de proveedores

Los proveedores de componentes también están despertando de nuevo. La alemana Webasto ha reanudado la producción en las 11 plantas de China. "Debido a la demanda aún limitada de los clientes, la utilización de la capacidad actualmente es de solo alrededor del 60 por ciento. Esto se debe en parte al alto stock de almacén en poder de los OEM", dijo el presidente Holger Engelmann a Automotive News Europe. El proveedor francés Faurecia también ha vuelto a poner en marcha las máquinas de China desde la semana pasada.

El siguiente paso en la reactivación hacia la normalización de la industria de automoción china tendrá lugar a partir del 8 de abril, cuando está previsto que se lavante la cuarentena y se recupere la producción en Wuhan y la provincia de Hubei, el nuevo Detroit de China

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.