Industria

Alemania protege a Winterkorn, exjefe de Volkswagen imputado por el 'dieselgate' en EEUU

Se enfrenta a una acusación que le puede acarrear penas de cárcel

Martin Winterkorn, expresidente del consejo de administración de Volkswagen

Martin Winterkorn, expresidente del consejo de administración de Volkswagen

Redacción Coche Global

04.05.2018 19:42h

2 min

La sombra del 'dieselgate' es cada vez más alargada. El último episodio ha comportado la imputación al exjefe de Volkswagen Martin Winterkorn, casi tres años después de que estallara el escándalo, por varios presuntos delitos entre los que destacan el engaño a las autoridades de Estados Unidos por ocultar la manipulación de los motores diésel y también a los consumidores por vender vehículos trucados a sabiendas. Pero Martin Winterkorn tiene un as escondido en la manga.

Un as en la manga

Winterkorn se enfrenta a una acusación que le puede acarrear penas de cárcel, tal como sucedió con el directivo de Volkswagen Oliver Schmidt en Estados Unidos, que fue detenido al pisar suelo norteamericano, juzgado y condenado a siete años de prisión. Pero para que ello se produzca, la justicia de EEUU necesita detener a Winterkorn para que sea interrogado y juzgado, algo que por ahora es imposible. Con el precedente del directivo condenado, el expresidente de Volkswagen, que dejó el cargo unos días después de que EEUU hiciera público el 'dieselgate', sabe que su principal baza para evitar la cárcel es mantenerse en Alemania, un país que le permite blindarse contra el encarcelamiento.

Diferencias con Puigdemont

Con la normativa actual, Alemania no entregará a Winterkorn a la justicia estadounidense ya que solo está prevista la extradición en casos en los que el acusado no sea de nacionalidad alemana y con una serie de requisitos previos. Por tanto, y salvando las distancias, los casos de Winterkorn y del expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont son diferentes, ya que en el primer caso la extradición está expresamente vetada por ley. Tal como recoge la prensa alemana, incluso en el supuesto de que Winterkorn fuera juzgado sin estar presente en la vista oral, no podría ser encarcelado si siguiera refugiado en Alemania. Al margen del as en la manga de la defensa de Winterkorn, su imputación se basa en lo que la justicia norteamericana considera como pruebas claras de que conocía la instalación del software fraudulento para enmascarar las emisiones de gases y que incluso puso en marcha un plan para eludir responsabilidades del grupo alemán. La multinacional aceptó recientemente su responsabilidad en el escándalo y el pago de multas y compensaciones a los afectados por un valor de unos 21.000 millones de dólares. La nueva imputación, que afecta también a otros directivos además de Winterkorn, es contra los supuestos responsables del fraude de los motores.  

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.