Tendencias

Cómo utilizar los faros para conducir de noche

La extensión de los LED aumentan la seguridad en la conducción nocturna, cuando se producen el 30% de accidentes

Un coche con iluminación faros LED / SEAT

Un coche con iluminación faros LED / SEAT

Redacción Coche Global

28.10.2019 11:24h

2 min

Ha llegado el horario de invierno con el cambio de hora. Entre otros cambios, los días se hacen más cortos, anochece más temprano y el tiempo de conducción nocturna aumenta. Los cambios obligan a extremar la prudencia en la conducción ya que el 30% de los accidentes de tráfico en Europa tienen lugar durante la noche.

El sistema de iluminación del coche ayuda a conducir con seguridad en situaciones de baja visibilidad. Especialmente los faros LED, ya que tienen unas características muy similares a la luz solar. Pero, ¿cómo su utilizan correctamente los faros del vehículo?

Sin miedo a las largas

El uso de las luces largas se limita a vías interurbanas con visibilidad baja, pero “muchos conductores no utilizan estas luces por temor a deslumbrar a otro vehículo. Por eso es muy útil el asistente de luz de carretera”, explica Maite París, responsable de Iluminación delantera de Seat. Este sistema detecta la presencia de vehículos en ambos sentidos y cambia de largas a cortas automáticamente según las circunstancias, ganando en comodidad y seguridad.  

6 meses en la oscuridad

Así vive la población noruega de Rukan, el lugar del mundo con menos claridad. En zonas como ésta, la luz de cruce es obligatoria las 24 horas. En cambio, en países como España, el uso de las luces cortas se limita a la noche o durante el día en situaciones de poca visibilidad. Por ejemplo, dentro de un túnel o bien con lluvia densa. También se deben emplear si se circula por un carril reversible. En estas situaciones, la opción ‘Auto’ “contribuye a una conducción más confortable, ya que activa las luces de cruce de manera automática”, asegura esta ingeniera.

Los LED, más rápidos y seguros: con la incorporación de esta fuente de luz, “no sólo hemos ahorrado en consumo y ganado en confort, sino que también hemos mejorado en seguridad”, concluye Maite París. Este tipo de iluminación se parece más a la luz diurna que la que emite una lámpara halógena. También responde 150 milisegundos más rápido que una lámpara de incandescencia. Esto significa que, circulando a 120km/h, el LED de un piloto de freno se activaría 5 metros antes. Además, están pensados para durar toda la vida del vehículo, sin que sea necesario cambiarlos.

La más discreta de todas

Aunque la luz de cortesía no está prohibida, “es recomendable no usarla durante mucho tiempo para prestar la máxima atención a la carretera”, explica Maite París. “Es como cuando vamos al cine”, compara esta ingeniera: “Para estar concentrados en la película, necesitamos máxima oscuridad a nuestro alrededor”.

--

Contenido patrocinado

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.