Tendencias

¿Quién pagará por la primera víctima mortal del coche autónomo de Tesla?

Tesla

Tesla

Redacción

06.07.2016 08:00h

2 min

El primer accidente mortal de un coche autónomo ha vuelto a poner sobre la mesa la responsabilidad última en los siniestros y en los daños o víctimas ocasionadas. Un segundo accidente que ha provocado un herido ha vuelto a poner a Tesla y a la promesa de la conducción robotizada en tela de juicio. Es una cuestión crucial de la que depende el futuro de los coches de conducción autónoma. ¿Quién pagará por la muerte del propietario de un Tesla que circulaba con el modo de piloto automático y que chocó contra un camión? ¿La aseguradora? ¿Tesla?

Está por ver pero está claro que esta batalla entre el fabricante del Model S de Tesla, los familiares del conductor fallecido y la aseguradora del coche puede marcar el camino y el ritmo de la nueva movilidad. Un mes y medio después del accidente, la empresa fundada por Elon Musk se vio forzada a explicarlo públicamente después de que la agencia estatal de seguridad vial (NHTSA) anunciara la apertura de una investigación. Musk mostró sus condolencias por la "trágica pérdida" en un tweet.

Es curioso que la víctima, Joshua Brown, era un gran defensor del sistema Autopilot de Tesla, que probaba a diario con su coches y grababa a menudo en vídeos que colgaba en Youtube. En uno de ellos, que ya han visto más de 3 millones de personas, el sistema automático evita un accidente al esquivar un camión. En otro vídeo publicado en octubre del 2015, mostraba los apuros del coche en una curva. Una situación muy diferente de la idealizada por la compañía en algunos vídeos.

Tesla dejó claro enseguida en un post en su blog que el sistema de conducción autónoma estaba en fase de pruebas y que el control final del vehículo siempre recae en el conductor. Es una afirmación crucial de cara al seguro y para evitar el pago de indemnizaciones por parte del fabricante, que puede alegar exceso de confianza o negligencia de los conductores si no reaccionan ante una situación de peligro. La tecnología ha avanzado muchísimo, pero es muy probable que choque con un ejército de abogados que alerten a Tesla y al resto de empresas que apuestan por el vehículo autónomo de que es mejor blindarse contra las reclamaciones. Los coches del futuro serán autónomos, pero no tanto como permitiría la tecnología.  

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.