Tendencias

Así es el N526, el coche eléctrico fallido de Dyson

Prometía una autonomía de casi 1.000 kilómetros y una velocidad punta de 200 km/h por un precio de 167.000 euros

Proceso de creación del coche eléctrico de Dyson

Proceso de creación del coche eléctrico de Dyson

Pilar Aragón

19.05.2020 13:00h

2 min

Sir James Dyson es un empresario poco o nada conocido en España, a pesar de que su apellido le delata. Se trata del propietario de la marca de aspiradoras Dyson y que, por primera vez, encabeza la lista de los ricos más ricos del Reino Unido. En una entrevista publicada por The Sunday Times, James Dyson desvela el prototipo de coche eléctrico que había desarrollado y que quedó en agua de borrajas por su elevado coste. 

El coche eléctrico del que quería ser el Elon Musk europeo y competir con Tesla recibió la denominación interna de N526. La empresa había dedicado a este proyecto más de 600 personas que se encontraban en una flamante nueva sede como muestra de que Dyson no se andaba con chiquitas y que aposta en serio. 

Coste de 588 millones

El emprendedor revela en la entrevista que su idea visionaria le ha costado 558 millones de euros de su fortuna valorada en más de 18.000 millones. "Tenía una gran tristeza y decepción", dijo James Dyson al diario británico. "La nuestra es una vida de riesgo y de fracaso. Intentamos cosas y fallan. La vida no es fácil", destacó.

El Dyson eléctrico era un coche largo, de cinco metros, con dos metros de ancho y 1,7 metros de alto, y con capacidad para transportar siete adultos.Su apariencia es más de un monovolumen que de una berlina o un SUV. Tal como recuerda la prensa británica, el diseño de Dyson eléctrico recuerda el Range Rover Velar.

Una de las características más rompedoras del vehículo y que, probablemente, han hecho inviable su producción y venta es su innovador sistema de baterías en estado sólico que prometían una autonomía de 965 kilómetros. El prototipo N526 tiene una potencia de 536 caballos y acelera de 0 a 100 Km/h en 4,8 segundos con una velocidad punta de 200 km/h, algo meritorio teniendo en cuenta sus dimensiones y su peso de 2.600 kilos.

¿Volverá el Dyson N526?

El precio de venta que se había previsto para el Dyson eléctrico N526 era de unas 150.000 libras esterlinas (167.000 euros). Aunque Dyson anunció en 2019 el final del proyecto por su falta de viabilidad, de momento la web de la compañía mantiene su división de automoción, aunque sea de forma virtual. La pregunta ahora es si el coche eléctrico de James Dyson ha quedado enterrado para siempre o resurgirá en algún momento o despertará el interés de algún fabricante.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.