Tendencias

Un concesionario con vistas al taller y una inversión de 12 millones

BMW Barcelona Premium ha invertido más de 12 millones de euros en un 'flagship' de la marca que rompe algunos moldes en la distribución de vehículos

Taller BMW Barcelona Premium Hospitalet

Taller BMW Barcelona Premium Hospitalet

Redacción

12.06.2018 15:47h

4 min

Generalmente, los concesionarios chapados a la antigua esconden los talleres como si fueran un secreto que el cliente no puede ver. Pero la tendencia que empezó hace años en restaurantes con cocinas a la vista o bodegas de exposición desde la zona de cata de vinos ha llegado con fuerza a los concesionarios de automóviles, que exhiben a sus mecánicos. Uno de los últimos ejemplos es el nuevo megaconcesionario de BMW en L'Hospitalet de Llobregat, en el que la empresa BMW Barcelona Premium ha invertido más de 12 millones de euros en un 'flagship' de la marca que rompe algunos moldes en la distribución de vehículos. De los 20.000 metros cuadrados que ocupan las nuevas instalaciones del  concesionario situado por debajo de la Gran Vía, cerca del Ikea y del recinto de Fira de Barcelona donde tienen lugar eventos como el Mobile World Congress, un 60% corresponde a la zona de taller, almacén de recambios y centro de atención al cliente.

Los estándares del grupo Penske en Barcelona Premium

A diferencia de otros talleres, la zona mecánica del nuevo concesionario está a la vista del cliente que va a dejar su coche para una revisión o reparación y también del que acude a la zona de exposición de vehículos nuevos y de ocasión. Para ello, el nuevo edificio dispone de grandes ventanales de vidrio en la planta baja y desde el altillo donde se exponen los turismos nuevos. "Hemos incorporado los estándares que tiene el grupo Penske (del que forma parte BMW Premium Barcelona junto con Ibericar) en las nuevas instalaciones. Por ello la zona del taller es perfectamente visible y tiene una gran luminosidad", asegura César Gil, director general de la empresa concesionaria.

De la misma manera que el comensal de un restaurante ve al cocinero que está preparando su plato, el propietario de un coche puede ver al mecánico que está reparando su vehículo. Pero para ello, la firma ha tenido que llevar a cabo importantes inversiones para tener el taller más presentable de lo habitual con todo el instrumental disponible para los mecánicos recogido y organizado en un área junto al muro que recorre todo el espacio.

Barcelona Premium facturó 170 millones en 2017

El grupo Barcelona Premium registró una facturación en 2017 de 170 millones de euros, frente a unos 150 en 2016, con unas ventas de 2.900 vehículos de BMW, 930 de Mini y 940 motos. Las perspectivas para este año son acabar con una mejora de las matriculaciones de vehículos hasta llegar a 3.200 turismos de BMW y 2.000 entre Mini y motos. El nuevo concesionario de L'Hospitalet se ha convertido en una de las inversiones más importantes llevadas a cabo en el sector de distribución de automóviles desde el inicio de la recuperación. En las nuevas instalaciones trabajan alrededor de un centenar de empleados, de los que más de 90 forman parte de Barcelona Premium y el resto de una empresa encargada de la limpieza y preparación de los turismos para en entrega al cliente. Además, la compañía ha ubicado en las nuevas instalaciones el centro de atención al cliente del grupo de concesionarios y el centro de distribución de piezas y recambios a terceros.

Concentración de concesionarios

La historia del nacimiento de Barcelona Premium como suma de varios concesionarios de BMW en el área de Barcelona (Keldenich y Buigas) es un ejemplo de la tendencia que vive el sector de distribución de vehículos, en el que se está reduciendo el número de puntos de venta y concentrándose, según explica la Federación de Concesionarios (Faconauto) en su última memoria anual. En 2017 había en España un total de 3.686 concesionarios frente a 4.036 en 2016 y 6.817 en 2007.

Las marcas de coches vuelven a las ciudades

Pero de forma paralela a la concentración de concesionarios en grandes puntos de venta en la periferia de las ciudades, también se está produciendo una tendencia a abrir en los centros urbanos nuevos escaparates para las marcas con una labor que va más allá de la puramente comercial al convertirse en embajadas de la marca frente a la ciudad. Es el caso de las boutiques de Porsche en algunas ciudades, del centro de Mazda en el Born de Barcelona o del nuevo espacio que está construyendo en la confluencia del paseo de Gràcia con la Diagonal.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.