Tendencias

Coches eléctricos que se recargan en marcha o en las farolas

La promesa de que es posible recargar el vehículo mientras te tomas un café puede quedar desfasada si prosperan los experimentos en marcha

Coche eléctrico cargando la batería

Coche eléctrico cargando la batería

Redacción Coche Global

03.06.2017 09:14h

2 min

La recarga de baterías es uno de los puntos débiles de los vehículos eléctricos. Pero el problema puede desaparecer pronto gracias a los últimos avances que están experimentando algunos fabricantes de coches, que incluyen nuevos sistemas que facilitan la recarga.

Recarga a 100 Km/H

La promesa de que es posible recargar el coche eléctrico mientras te tomas un café puede quedar desfasada si prosperan los experimentos en marcha. Por un lado, un grupo de marcas entre las que se encuentra Renault, Qualcomm y varios centros de investigación españoles (Circe, Enide, QiEnergy) están probando un método para recargar baterías de vehículos en circulación. A través del proyecto denominado FABRIC, en el que se han invertido nueve millones de euros, se han conseguido cargas de vehículos a 100 kilómetros por hora. Se trata de una variante dinámica, en movimiento, del sistema de carga de baterías por inducción, que también se está experimentando en vehículos estáticos estacionados sobre superficies que transmiten la electricidad.

Luz para iluminar y para los coches eléctricos

Por otro lado, ya se han empezado a ubicar puntos de carga integrados en farolas, de tal forma que se puede aprovechar la instalación eléctrica y evitar los aparatosos postes de recarga en espacios urbanos. La idea la ha comenzado a poner en marcha en Estados Unidos, Suiza y Alemania BMW junto con la empresa Eluminocity con farolas inteligentes que incluyen conectores para enchufar los coches eléctricos y conectarse a internet para gestionar la carga. La solución permite multiplicar los puntos de recarga y reducir la ocupación de espacio público.

Recarga en el tiempo de un café

A esos avances hay que sumar los puntos clásicos de recarga de baterías con diferentes potencias y velocidades, que prometen repostar el coche eléctrico en media hora o menos incluso, hasta los 10 minutos que se tarda en tomar un café. Para avanzar en las investigaciones, los fabricantes han tenido que unirse para buscar aliados con los que compartir las cuantiosas inversiones. La última iniciativa ha sido la creación de una sociedad conjunta por parte de Volkswagen, Daimler, BMW y Ford para desarrollar una red de 400 ultracargadores en Europa.

El fallido intercambio de baterías

Pero no hay que echar las campañas al vuelo todavía. basta con recordar el fracaso de otros sistemas que, aparentemente, prometían una gran funcionalidad para los usuarios de coches eléctricos. Ese fue el caso del sistema de intercambio de baterías que experimentó Renault en Israel, que permitía cambiar el pack energético de un vehículo en cuestión de minutos en unas estaciones habilitadas para ello.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.