Tendencias

Unos zapatos, una tele y... un coche. La venta online crece

Por eso no es de extrañar el auge de las plataformas y webs especializadas: Wallapop, Vibbo y Milanuncios.com

Interior de un concesionario de automóviles

Interior de un concesionario de automóviles

Redacción Coche Global

25.04.2017 00:32h

2 min

Wallapop promete en su última campaña de publicidad "un universo de coches". La venta online de automóviles de ocasión ha llegado con fuerza con esa y otras plataformas más veteranas como Coches.net y Autoscout24.es. Particulares y compraventas se aprovechan de las facilidades que supone la venta por internet de coches de segunda mano, aunque finalmente se acaben rematando en persona.

Como en un hipermercado

Es sencillo, rápido y cómodo. Vender y comprar coches por internet se está convirtiendo en algo normal para muchos particulares y empresas especializadas. La posibilidad de disponer de un amplio catálogo, lo que Coches.net define como "la mejor oferta de coches", y la posibilidad de seleccionar los vehículos en función de múltiples criterios es algo así como ir a un hipermercado a rebosar de productos perfectamente etiquetados.

Por eso no es de extrañar el auge de las plataformas y webs especializadas y las nuevas incorporaciones, las webs y aplicaciones de venta de artículos de segunda mano como Wallapop, Vibbo y Milanuncios.com. Junto a productos más habituales en esas páginas como zapatos, bolsos, ropa o electrónica proliferan también los coches en una nueva categoría que va ganando peso.

Los anuncios en la calle saltan a la nube

En esos nuevos canales no sólo es posible ver vehículos de particulares, sino también los que ponen a la venta empresas especializadas aprovechando las plataformas para promocionar sus ofertas. Y eso a pesar de que las asociaciones del sector se quejan reiteradamente de que las ventas entre particulares suponen más del 50% incluso siendo operaciones sin garantía.

Con el impulso de internet y el auge de los coches mileuristas, las ventas de coches que se anuncian en la calle han saltado a la nube y se multiplican. Hay de todo. Desde coches seminuevos con un precio cercano al de uno nuevo a algunos por 500 euros. Y también piezas y accesorios de vehículos que pueden desaparecer próximamente si el Gobierno aplica a rajatabla el decreto que acaba de aprobar para restringir el comercio de recambios a los talleres y desguaces autorizados. Será tan difícil como poner puertas al campo.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.