Tendencias

El bus eléctrico y autónomo atrae a la ferroviaria Alstom

La entrada de la compañía ferroviaria francesa en el capital de Easy Mile se produce en el contexto de la absorción de la 'start up' por parte de su accionista mayoritario

La startup Easy Mile, ha creado un autobús completamente autónomo

La startup Easy Mile, ha creado un autobús completamente autónomo

Redacción Coche Global

25.01.2017 10:53h

2 min

La movilidad del futuro sigue generando noticias y movimientos empresariales. El bus eléctrico y de conducción autónoma, una de las claves de esa movilidad, ha atraído el interés de Alstom, uno de los grandes fabricantes de trenes de Europa. Acaba de anunciar una inversión de 14 millones de euros en la 'start up' de microbuses autónomos Easy Mile.

Del tren al bus autónomo

Para Alstom, esos 14 millones pueden ser una inversión reducida, aunque le permite poner un pie en la nueva empresa que ha desarrollado y ha empezado a comercializar el bus eléctrico y autónomo EZ10. La compañía ferroviaria francesa justifica la inversión porque "ha decidido explorar negocios paralelos, especialmente en el contexto de la digitalización", según explica Bruno Marguet, director de estrategia de Alstom, en un comunicado. Alstom aporta sus conocimientos y experiencias en trenes de conducción autónoma que ya circulan por varias ciudades, como en Barcelona. Ahora pretende ampliar sus conocimientos sobre "tecnologías de transporte sin conductor" en el "creciente sector de la movilidad inteligente".

Nuevo accionariado de easy mile

La entrada de Alstom en el capital de Easy Mile se produce en el contexto de la absorción de la 'start up' por parte de su accionista mayoritario y en una ampliación de capital. En noviembre pasado, Easy Mile anunció una fusión por absorción por parte de Robosoft Driverless Solutions (RDS), el desarrollador de 'software' para conducción autónoma propiedad de una sociedad ubicada en Singapur. Desde su fundación en 2014, Easy Mile estaba participada también por el fabricante de microcoches Ligier, que era la empresa encargada de ensamblar el bus autónomo EZ10.

Easy Mile había acumulado un pasivo de 351.000 euros frente a un activo de dos millones, según se explicaba en el anuncio de fusión. Con la absorción por parte de RDS y la entrada de Alstom, se abre una nueva etapa en la que Easy Mile contará con más recursos y la experiencia y las plantas de Alstom, incluida la de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), para una eventual colaboración industrial. La lanzadera EZ10 puede transportar 12 personas en trayectos cortos y espacios no abiertos a tráfico general a una velocidad máxima de 40 km/h.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.