Mercado

Las marcas de coches se apuntan al Happy Meal

Redacción

25.06.2013 10:19h

2 min
Dos marcas acaban de recurrir al público infantil para intentar que sus ventas remonten. En tiempos de crisis, Kia y Seat, y ahora también Ford, se han aferrado a la estrategia del Happy Meal de McDonald's: intentar vender sus productos gracias a la influencia de los niños sobre sus padres. Son los últimos ejemplos de la importancia que tienen los hijos como prescriptores de productos y como condicionante a la hora de escoger un vehículo.


Los anuncios de Seat en los que aparecen los personajes de Monstruos SA, la precuela de la exitosa película de Disney y Pixar, seguro que captan la atención de los más pequeños de la casa. La promoción de la marca española pone como anzuelo el regalo de entradas para ver la película para los que pidan una prueba de los modelos Alhambra, Altea e Ibiza de la gama 4Kids, y regala vídeos de Pixar para los 150 primeros compradores y sortea un viaje a Disneyworld en Orlando para todos los clientes de la serie familiar.

Los detalles de la serie 4Kids, como un reproductor DVD, mesillas en los respaldos, cristales tintados y compartimentos para juguetes, son más convincentes si sus principales usuarios se decantan por ellos atraídos por las imágenes de la última película de moda superventas.



En el caso de la marca coreana Kia, el embajador Rafael Nadal tiene competencia con la puesta en marcha de una promoción en la que los protagonistas son los personajes de la serie española de dibujos animados Pocoyó. El niño del traje azul y sus amigos, Lula, Eli y Pato, se lo pasan en grande dentro del Carens, el modelo que Kia quiere promocionar como su vehículo familiar por excelencia. 

La promoción de Kia consiste en la creación de un entorno agradable para los hijos mediante acciones especiales en varios concesionarios ambientados en los personajes de Pocoyó.

Ford se ha anticipado al estreno del próximo supertaquillazo Gru 2 Mi Villano Favorito regalando 4.000 entradas y sorteando un viaje a Hollywood por probar algún modelo de la familia Max (B-Max, S-Max y C-Max).

Padres responsables y enrollados

Ni Seat ni Kia ni Ford han inventado nada. El recurso a los niños como objetivo del marketing es una vieja estrategia que ahora también intentan explotar las dos marcas. Además de las promociones dirigidas al público infantil, los fabricantes de automóviles suelen apelar en su publicidad a la responsabilidad de los padres hacia su familia. La lista de anuncios de televisión de marcas de coches con niños es larga. 

Los mensajes subliminales son parecidos a que para ser un buen padre tienes que tener lo máximo en seguridad, o para ser un buen padre tienes que comprar un coche que le guste a tu hijo... ¿Os acordáis de los spots de Volkswagen Passat con un niño disfrazado de Darth Vader? ¿O los del Seat León con un niño que cambia su nave espacial de juguete por el nuevo turismo de su padre?

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.