Mercado

El Reino Unido suprime las ayudas para comprar coches eléctricos

El sector automovilístico alerta que la medida del Gobierno de Boris Johnson llega en "el peor momento posible"

Punto de recarga de un coche eléctrico / ARCHIVO

Punto de recarga de un coche eléctrico / ARCHIVO

Pau Rodríguez

15.06.2022 11:42h

3 min

El Gobierno del Reino Unido encabezado por Boris Johnson ha tomado otra decisión sorprendente que afecta el mercado automovilístico. El Reino Unido ha anunciado la finalización de las ayudas generalizadas a la compra de coches eléctricos, que a partir de ahora solo se destinarán a colectivos específicos. El sector ha criticado la medida al considerar que llega "en el peor momento posible".

El Ministerio de Transportes del Reino Unido ha anunciado el fin inmediato del programa de ayudas para adquirir turismos eléctricos e híbridos, que hasta ahora subvencionaba cada compra con 1.500 libras (1.730 euros). El Ejecutivo británico ya había rebajado en diciembre la cuantía de la ayuda, que hasta entonces había sido de 2.500 libras (2.880 euros), para la adquisición de coches con un valor inferior a 32.000 libras (36.900 euros).

Ayuda solo para profesionales

En un comunicado, el Ministerio de Transporte indicó hoy que quiere focalizar la inversión en extender la red de puntos públicos de recarga, así como continuar impulsando la modernización de parque de vehículos profesionales (furgonetas, camiones y taxis) y motocicletas. "El Gobierno continúa invirtiendo cantidades récord en la transición hacia los vehículos eléctricos, con 2.500 millones de libras (2.880 millones de euros) inyectadas desde 2020, y ha establecido las fechas más ambiciosas entre todos los grandes países para la eliminación de las ventas de (vehículos) diésel y gasolina", afirmó la secretaria de Estado de Transporte, Trudy Harrison.

El plan para incentivar la transición hacia los vehículos eléctricos se puso en marcha en 2011. En el primer año se emitieron 1.000 de esas ayudas, mientras que solo en los primeros cinco meses de 2022 se dieron 100.000 subvenciones. Los vehículos híbridos y eléctricos representan ya más de la mitad de las ventas de nuevos automóviles en el Reino Unido, y uno de cada seis nuevos vehículos son completamente eléctricos, según datos del Real Automóvil Club británico (RAC).

En la estrategia energética que el Ejecutivo publicó en octubre de 2021, días antes de la cumbre del clima COP26 que acogió Glasgow (Reino Unido), avanzó planes para imponer a los fabricantes un "mandato de cero emisiones" con el objetivo de prohibir la venta de coches nuevos de gasolina y diésel a partir de 2030, cinco años antes de lo que se plantea la UE

Críticas del sector

La asociación de fabricantes y concesionarios de automóviles del Reino Unido (SMMT) ha cargado contra la decisión al considerar que "envía un mensaje equivocado a los automovilistas y a una industria que sigue comprometida con la ambición de cero neto de emisiones del Gobierno". "Ahora somos el único mercado europeo importante que no tiene incentivos de compra iniciales para los compradores de automóviles eléctricos, pero tenemos los planes más ambiciosos para su desarrollo", ha indicado Mike Hawes, director ejecutivo de SMMT.

La patronal automovilística considera que, "dado que el sector aún no se está recuperando, y todos los fabricantes están a punto de ser obligados a vender muchos más vehículos eléctricos de lo que indica la demanda actual, esta decisión llega en el peor momento posible". La SMMT ha instado al Gobierno a destinar los fondos que se ahorra a impulsar "una inversión masiva en la red de carga, a un ritmo rápido y en una escala que va más allá de lo anunciado hasta ahora".

Hoy destacamos