Mercado

Registros en Fiat por la sospecha de otro 'dieselgate'

Investigadores de Italia, Alemania y Suiza registran una decena de instalaciones de marcas del grupo italiano

Nuevo concesionario Dream Motors (Quadis) de Fiat en Barcelona

Nuevo concesionario Dream Motors (Quadis) de Fiat en Barcelona

Redacción Coche Global

22.07.2020 14:22h

1 min

Alemania, Italia y Suiza han puesto en marcha una investigación a gran escala y de forma coordinada sobre una posible manipulación de las emisiones de gases en marcas del grupo FCA. Varias instalaciones de los fabricantes de vehículos Fiat, Alfa Romeo, Jeep e Iveco han sido registradas en una macroredada en busca de pruebas.

Tal como confirmó la fiscalía de Frankfurt (Alemania), existen sospechas de que varios vehículos de las marcas Fiat, Alfa Romeo, Jeep e Iveco han sido equipados con un dispositivo diseñado para manipular sus emisiones, una acusación que reuerda la del dieselgate contra Volkswagen.

De esta manera, se estarían investigando hasta 10 locales comerciales en Alemania, Italia y Suiza. Fuentes de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) han confirmado las redadas llevadas a cabo este miércoles y han destacado que la compañía está cooperando con las autoridades.

Sospechas de varios motores

Por su parte, CNH Industrial, matriz de Iveco, también ha confirmado en un comunicado que una serie de oficinas del grupo en Europa han sido visitadas por investigadores en el contexto de una solicitud de asistencia por parte de magistrados en Alemania. CNH Indistrial ha asegurado que se ha puesto "de inmediato" a disposición de las autoridades para dar su "plana cooperación", por lo que está examinando la documentación relevante para atender las solicitudes de los magistrados.

La fiscalía alemana cree que solo en Alemania más de 200.000 vehículos podrían verse afectados por esta manipulación. La gama de motores Fiat de la que sospechan son los de la 'Familia B', con propulsores como los Multijet de 1.3, 1.6 y 2.0 litros, que están dentro de la normativa Euro5 y Euro6. Otros motores de vehículos comerciales también están bajo sospecha, según recoge Bloomberg.

Hoy destacamos