Mercado

Precio del dinero: 0,15%. Préstamos para comprar coche: 11,91%

Redacción

28.07.2014 06:19h

2 min
Las ofertas más agresivas de las marcas y concesionarios de coches van ligadas a la financiación de los vehículos. Cuando un cliente decide comprar un coche, el vendedor se esfuerza por conducirlo hasta la firma de un contrato de préstamo, como si el pago al contado le molestara. Es lógico puesto que los descuentos han reducido el margen de beneficio de la venta de coches, que se ha trasladado a los créditos.

El tipo de interés medio de los préstamos de consumo destinados a financiar la adquisición de vehículos es el más alto con la excepción de los que cobran las entidades bancarias por un descubierto de la cuenta corriente. Los bancos y entidades financieras del mercado, que incluyen las filiales de las marcas de automóviles, cobran un tipo de interés anual (TAE) del 11,91%. Ni más ni menos que un 7.846% más que el precio oficial del dinero establecido por el Banco Central Europeo (BCE), del 0,15%. ¿Es eso usura?

Los créditos para comprar coches son más caros que la media de los préstamos de consumo, que es del 7,32%, y está muy por encima del 3,18% que se cobra por financiar una vivienda, según los datos del Banco de España. Es decir, que los dos extremos, el más alto de una vivienda y el de importe inferior por otros bienes, son muchos más baratos que un automóvil.

Entre los grandes bancos y las principales financieras de las marcas de automóviles, los créditos más caros corresponden al BBVA, con un tipo medio del 12,56% y una comisión de apertura del 2,86%, según el Banco de España. A continuación figura Banque PSA Finance (Peugeot-Citroën), con un TAE del 11,94% y una comisión de apertura del 3,95%; el Santander, con el 11,90% y una comisión inicial del 1,50%; Fiat (FGA Capital) con el 11,07% y el 3%; Volkswagen (VW Finance) con el 10,43% y el 3% y CaixaBank, con el 10,36% y sin comisión de apertura. En la parte baja de la clasificación están la financiera de Toyota (Toyota Kreditbank), con un TAE medio del 8,44% y una comisión inicial del 2,75%, y el Banco Popular, con el 6,91% y el 1,50%.

A pesar de estos tipos de interés abusivos que no tienen nada que ver con el precio que pagan los bancos y las financieras por disponer del dinero, las dificultades económicas de las familias impiden en un 90% de los casos adquirir el vehículo al contado, por lo que la inmensa mayoría de los compradores tienen que pasar por el aro de la financiación. 

A pesar de ello, vale la pena echar un vistazo a las páginas de comparadores de créditos porque hay entidades que cobran mucho menos. Sin embargo hay que calcular si compensa renunciar a los descuentos ligados al préstamo directo de la marca. En el peor de los casos, tener una de estas ofertas externas puede servir para presionar al concesionario en busca de un tipo de interés menos abusivo. Aquí tenéis un ejemplo de financiación de 15.000 euros a tres años en la página de Rastreator. El tipo de interés más barato es el 5,95% y corresponde a Global Caja. 

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.