Mercado

El Pive 6 engordará una inyección al automóvil de 640 millones desde 2009

Faconauto

Faconauto

Redacción

26.05.2014 05:30h

2 min
Los concesionarios han soltado un profundo Ufff! El Gobierno va dando respuesta con cuentagotas a la incertidumbre sobre la continuidad de las ayudas públicas a la compra de coches: el Pive 6 ya está encarrilado. Será una nueva inyección económica que se sumará a los 640 millones destinados al sector desde el plan 2000E de 2009. ¿Está justificado?






A cada declaración, los miembros del Gobierno van subiendo la intensidad de la respuesta afirmativa en relación con la continuidad de la bonificación de 2.000 euros por coche. El último en intervenir ha sido el ministro de Industria, José Manuel Soria, que dio por hecho el Pive 6 al asegurar que hay "altísimas probabilidades" de mantener las ayudas, que calificó como una "herramienta útil" para el sector y un motor de la recuperación económica. 

Soria no quiso pronunciarse sobre el importe, aunque el sector apuesta por igualar los 175 millones disponibles en el Pive 5, con lo que el apoyo al mercado automovilístico sumaría 815 millones de euros en cinco años. Con ese dinero se ha ayudado a vender 815.000 coches y se habrá inducido la compra de otras decenas de miles por el efecto psicológico de arrastre, con lo que al final la cifra global de matriculaciones directas e indirectas rondará el millón de vehículos.

Con cada Pive que se aprueba, resurge el debate sobre la conveniencia y la utilidad de bonificar las compras de un sector y no otros. ¿Por qué se subvenciona la compra de vehículos y no la de viviendas, a las que se ha reducido la desgravación? 

El Gobierno ha ido digiriendo la discriminación positiva del automóvil por los efectos beneficiosos que tiene sobre el empleo de los concesionarios y las fábricas, sobre la reducción de emisiones de gases y la mejora de la seguridad vial por el rejuvenecimiento del parque automovilístico y, especialmente, por el incremento de la recaudación del IVA y del impuesto de matriculación.   

Los concesionarios agrupados en Faconauto reconocen que el Pive es esencial para que este año logren dejar atrás las pérdidas y conseguir un resultado equilibrado o un modesto beneficios tras acumular abultadas pérdidas. Lo mismo sucede con el empleo, que creció en 900 personas en la red de distribución en 2013.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.