Mercado

La guerra entre Google y Apple perjudica a los automovilistas

Los bandos que se están creando entre Android y Apple Car Play, con un empate técnico, pueden condenar a muchos conductores a la incomunicación

Redacción

04.07.2014 07:20h

2 min

Los bandos que se están creando entre marcas de coches que apuestan por conectar los teléfonos de Android y las que prefieren instalar el sistema operativo Apple Car Play, con un empate técnico, pueden condenar a muchos conductores a la incomunicación. Los españoles cambian de móvil cada dos años y medio, mientras que la vida útil de los coches tiende a alargarse hasta los 10 años o incluso más. El resultado puede ser que al cambiar de smartphone se produzca una incomunicación con el sistema operativo del vehículo.

Es como si al renovar el teléfono móvil no se pudiera conectar al bluetooth del coche porque habla otro lenguaje. Absurdo. Las marcas de automóviles se están polarizando cada vez más en la apuesta por Android Auto o por Apple Car Play. Incluso las que han decidido ofrecer los dos sistemas corren el riesgo de impedir la conmutación en cualquier momento.

El foco del debate está descentrado puesto que no se trata de discernir qué sistema operativo es mejor, ya que sería inacabable y con una conclusión siempre cuestionable, sino más bien el derecho del consumidor a estar conectado con independencia del teléfono que lleve en el bolsillo, incluyendo la minoría de Windows. 

Algunas marcas de automóviles han optado por reenfocar el debate y pensar en el consumidor. Una de ellas es Audi, que ha anunciado que sus próximos vehículos Irán equipados con Android Auto y Apple Car Play para que el conductor pueda elegir en cualquier momento qué sistema utiliza para conectar su teléfono.

Sin embargo, algunos grupos automovilísticos han optado por probar suerte con una doble estrategia al poner huevos en ambas cestas. En el grupo Volkswagen, la marca madre, Skoda y Seat tendrán sólo Android por ahora. MIentras Renault se decanta por Google, su marca japonesa Nissan dará la opción de los dos sistemas operativos. 

La conclusión lógica de esas pruebas será que los vehículos tienen que ir equipados con todos los sistemas operativos para prever cambios de teléfono durante la vida del coche. O bien crear un estándard como el bluetooth para que los coches se comuniquen con cualquier teléfono o tablet.

Hoy destacamos

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.